miércoles, 15 de agosto de 2018

segunda luna de miel Parte 1

intercambio de parejas aviso importante todo el material fotografico expuesto aqui es tomado de cuentas de twiter deamigos que comparten a sus esposas muchas gracias por ello y atodos los quemeenviuan sus relatos para publicarlos aqui thinchitos@gmail.com

 segunda luna de miel  Parte 1

Desde hace varios meses había guardado una firme fidelidad a mi marido, su ricas cogidas, en combinación a menores ausencias de su parte, me habían hecho no necesitar de la verga de otro hombre, todo cambió hace unos días y en nuestras más recientes vacaciones.
Resulta que decidimos hacer un viaje un tanto espontaneo a Cancún, nos fuimos sin ningún plan en mente, pedimos un par de días de vacaciones, los cuales juntamos con el fin de semana y sin más ni más ya estábamos en la playa.

Para mi viaje y, como es costumbre, escogí ropa muy pequeña, compré un par de trajes de baño y un par de vestiditos muy cortos para salir; para hospedarnos escogimos un hotel de adultos, no era particularmente subido de tono, pero si existían mas libertades de las habituales, el hotel estaba principalmente lleno de extranjeros, sobre todo europeos y norteamericanos.

Con mucha naturalidad las mujeres usaban tangas y tomaban el sol top less, la verdad era un entorno muy relajado para usar poca ropa, sin tener que preocuparse por miradas morbosas.


Siendo tan puta como soy, esto no necesariamente era bueno, una mujer como yo, necesita sentir la mirada morbosa y lasciva de los hombres para sentirse deseada y caliente, cuando esto no pasa, algo se pierde, tanta naturalidad de los extranjeros ante el desnudo, contrasta con nuestra cultura latina, en mi punto de vista de que sirve un ropa o una actitud exhibicionista si no es correspondida con la pasión y la excitación de la audiencia?, sin eso la ecuación no está completa; mi mayor satisfacción es sentirme deseada por los hombres, saber que se les para la verga con verme y que se masturban pensando en poseer mi cuerpo.

A pesar de todo esto, la carne y el instinto es fuerte, y es una realidad  que aunque en este entorno la desnudez se vea con mayor naturalidad, un cuerpo bello capta miradas sin importar nada mas, así que según yo era capaz de generar miradas, menos punzantes, pero miradas al fin.

Donde sí hay diferencia es en el cortejo, en este entorno hay un mayor respeto, difícilmente alguien te dirá algo subido de tono o intentará tocarte furtivamente, cosa que es más fácil de presentarse en la cultura latina.

Durante mi estancia, me sucedieron varias situaciones que me calentaron bastante, así que en varias ocasiones recurrí a mi marido para saciar mis deseos, básicamente salimos poco, pasábamos el día en el hotel y por la noche salimos un par de veces.

En nuestro primer día, estuvimos en la playa, al caer la tarde, pasamos a uno de los bares del hotel, el cual se encontraba al aire libre, antes de bajar al bar, pasamos un rato a la habitación, nos recostamos un rato, dejamos algunas cosas, cogimos bien rico y bajamos.

Realmente no me arreglé para bajar, lo único que hice fue ponerme un short por encima de mi traje de baño y ponerme unos zapatos de tacón, dejé  la parte de arriba del traje de baño y así salimos; a pesar de que con este atuendo, estaba más cubierta que con el traje de baño con el que estuve en la playa apenas una horas antes, el factor de los tacones le daba una perspectiva distinta a mi aspecto, mis piernas se ven más largas y me veo bastante más puta; la idea era tomar algo en tanto llegaba la noche, luego arreglarnos y salir a cenar o a algún bar.

Al llegar al bar nos sentamos en unos sillones que quedaban lejos de la barra, no había meseros y para conseguir algo de beber había que procúraselo uno mismo e ir constantemente a la barra.

Suelo ser muy servicial con mi marido, así que para este tipo de ocasiones soy yo quien procura levantarse y atenderlo


La situación no me molesta, primero porque me gusta atenderlo y segundo porque no me gusta estar mucho tiempo sentada, no sé si sea mi inquietud natural (no puedo estar mucho tiempo sin hacer nada) o mi necesidad de salir y contonear un poco las caderas, tal vez es un poco de ambas situaciones.

En fin, conforme pasan las copas yo suelo ponerme caliente, así que con toda la intención comencé a exhibirme cada vez que iba por nuevas bebidas, como la barra está lejos de donde estábamos, mi marido no alcanzaba a verme, así que repartía sonrisas, movía la caderas y sobre todo sacaba mis nalgas con singular alegría a cada nueva visita a la barra, de esta forma cada vez que llegaba a dicha barra, recargaba mis brazos en ella y sacaba lo más que podía el culo, podía ver como claramente las miradas se posaban en mis nalgas, pero ningún comentario se generaba, ni mucho menos alguien pretendía meter mano, insisto esto era bueno y malo al mismo tiempo.

No tardé mucho tiempo en pedirle a mis esposo que me llevara al cuarto y me diera mi dosis de verga que yo había estado pidiendo a gritos desde hace tiempo, cualquiera persona cerca de esa barra, pudiera haber atestiguado con toda certeza que yo pedía verga a gritos con cada movimiento de mis nalgas.


Al terminar de coger, nos arreglamos y decidimos quedarnos esa noche en uno de los bares del hotel, la verdad es que el ambiente estaba muy padre, había mucha gente y varias personas con muy poca ropa, al parecer era una fiesta temática de ropa para dormir, así que varias chicas aprovecharon para lucir prendas diminutas, yo no estaba preparada para algo así, con ello escogí un vestido muy entallado, corto y escotado, en mi ciudad hubiera sido un prenda de escándalo, pero en esta fiesta pasaba un poco desapercibido y no era nada fuera de lo normal.

Mi marido y yo bebimos y bailamos, ya entrada la noche dimos un paseo por la playa, ahí estuvimos un rato besándonos y metiéndonos mano, no quisimos coger ahí porque estaba estrictamente prohibido coger en lugares públicos so pena de ser expulsados del hotel, la verdad es que no vimos necesidad de arriesgarnos por esto, si de coger se trataba todo era cuestión de subir al cuarto.

A pesar de ello, si nos dimos una cachondeada riquísima y le pedí que me dejara mamarle la verga, lo hice, el sabor de su verga, en combinación con los tragos que traía encima me pusieron a mil, así que le pedí que me llevara al cuarto, mi marido me dijo que antes quería jugar un poco conmigo y me puso un reto, no era particularmente difícil pero lo interesante era jugar un poco antes de coger.

Me pidió que me quitara la tanga y regresáramos un rato a la fiesta, como yo no traía bolsa, debía estar todo el tiempo con la tanga en mi mano, de esta forma la gente podía darse cuenta fácilmente lo puta que era y el hecho de que no llevaba ropa interior.

Así lo hice y durante varios minutos caminé con mi tanga en la mano, así fui a la barra por tragos, baile un poco y caminé entre la gente, nuevamente, lo que en otro entorno podría haber sido escandaloso, aquí su peso se diluía bastante, a pesar de que varias gentes se dieron cuenta del hecho y me miraron fijamente, la situación no pasó del juego personal entre mi marido y yo.

Al subir al cuarto nuevamente la misma historia, sexo muy rico para después pasar a dormir.

El día siguiente la cosas siguieron subiendo de tono, por la mañana nos fuimos a la playa, y comenzamos a tomar, le pedí a mi marido que me tomara varias fotos, luego de un rato le pedimos a una americano ya muy mayor que nos tomara una foto juntos, él muy alegremente lo hizo, después de tomarnos la foto se acerca a nosotros y le dice a mi marido:

–          She is so beautiful an you are an ugly man

–          I don’t need to be pretty my friend

–          I know, but your wife is amazing, tonight I will see channel 12 and I’ll think in her


El canal 12 era un canal de pornografía, al decir esto solo reímos todos, la verdad es que el hombre era un anciano y mi marido no se lo tomó para nada a mal, yo por el contrario sentí una descarga de electricidad recorrer mi cuerpo, no pasaron muchos minutos para cuando le pedí a mi esposo que me llevara a la habitación, al entrar, literalmente abusé de él, le arrebaté la ropa y lo besé, lo acosté en la cama y lo cabalgué con furia, mientras me penetraba recordaba esas palabras y aceleraba el ritmo, al sentir que mi orgasmo estaba cerca, cerré los ojos y me imagen al anciano viendo a una vieja coger en la tv, mientras se jalaba su verga y pensaba en mi cuerpo, no puede más y terminé riquísimo.

Al terminar volvimos a la playa, al poco rato nos topamos nuevamente al anciano en cuestión, para esas horas ya se le veía tomado, es el clásico gringo retirado que desea divertirse en sus últimos años, lo vi y sonreí, ni se imaginaba este tipo, el orgasmo que me había regalado, al toparnos nos dijo que era su cumpleaños, yo no lo creí pero aproveché para regalarle un fuerte abrazo y con toda intención rocé mis tetas sobre su pecho.

Al regresar a la playa se nos acercó una chica y nos ofreció una sesión fotográfica, aprovechando el tipo de hotel, las fotos podían ser un poco mas subidas de tono, ya sea solo conmigo o en pareja, la verdad a mi me gustó la idea, nunca me había hecho un estudio y me apetecía llevarme un buen recuerdo de Cancún, además la playa es espectacular, con ese paisaje de fondo, la idea era muy atractiva.

Le pedí a mi marido que lo hiciéramos, él me dijo que si yo quería hacerlo estaba bien pero que él no quería tomarse fotos, me decía que era algo para mí y que él solo iba a echar a perder la belleza de las imágenes


De inmediato subí a maquillarme y a peinarme, además llevé un par de cambios de ropa, las fotos serían en la playa y en traje de baño.

Como el fotógrafo no quería que apareciera a cuadro algún huésped que estuviera cercano a la sesión, me pidió caminar unos metros hacia la propiedad contigua, dicho inmueble se encontraba en construcción, así que la playa estaba totalmente sola, a pocos metros de ahí se encontraban los huéspedes de nuestro hotel, pero para efectos de las fotos era el lugar ideal, porque solo se apreciaría mi cuerpo, la playa y el mar.

Mi esposo no quiso acompañarnos así que sólo quedamos el fotógrafo y yo, juntos nos dispusimos a caminar unos metros para llevar a cabo la sesión, comenzamos con las primeras fotos en un muelle y poco a poco me comencé soltar, luego me pidió que nos moviéramos unos metros más y pasáramos a la playa, me coloqué en la arena y seguimos con la sesión, me hizo recostarme, sentarme y pararme en varias poses muy sugerentes, el punto interesante es que como el inmueble se encontraba en construcción, era cierto que no tenía ningún tipo de personas en la su playa, pero si estaba lleno de albañiles trabajando.

En poco minutos mi sesión tenía público, ninguno me decía nada, sólo me miraban fuertemente y con deseo, luego se volteaban a ver y hablaban entre ellos, estoy segura que no me decían nada no por falta de ganas, sino porque les debe estar fuertemente prohibido molestar a los turistas.

Todos eran bajos de estatura, muy morenos, feos, y sudaban copiosamente, todos dejaron de hacer lo que estaban haciendo y me miraron con una mezcla de admiración y deseo, ese es el tipo de miradas a las que me refiero, eso era lo que me hacía falta, sin quererlo esos albañiles feos y malolientes me estaban proporcionando la satisfacción que no podían darme los educados y bien vestidos huéspedes de mi hotel; me habían regalado la lujuria y el deseo, y el saber que puedo despertar eso en los hombres, es mi mejor afrodisiaco.

A cambio de ello, les regalé mis mejores poses, mucha más suelta y excitada posé como una profesional, mostré mi cuerpo lo mas que pude y ensayé las mejores caras sensuales que puede obtener, ellos reaccionaron a mi generosidad y su caras se mostraban aún mas fuera de sí, yo me calenté, me calenté mucho, tanto que no podía seguir. Le dije al fotógrafo que paráramos un poco que quería cambiarme de ropa y que debía ir a la habitación, corrí al cuarto, al entrar me desnudé y me masturbé con intensidad, mientras lo hacía, me miré frente a un espejo de cuerpo completo, me metía el dedo con una mano y apretaba mis tetas y mis nalgas con la otra, gemí y grité

No tardé en terminar, estaba ya muy caliente, mientras me tocaba, me imaginaba posando para mis admiradores, me los imaginaba con la verga de fuera, jalándosela como locos mientras yo ensayaba mi poses más calientes, mientras yo como una puta profesional les hacía admirar mi cuerpo, no sé si eso sientan las mujeres cuando bailan en el tubo enfrente de los hombres, no sé, pero sí eso genera la mitad de lo que yo viví, me muero por intentar bailar en el tubo al menos una vez en mi vida

Paradójicamente todos esos cabrones feos y malolientes, ni se imaginaban tener en su brazos una vieja como yo, mientras me admiraban seguro pensaban en la suerte que tenían los hombres con los que he cogido, no se imaginaban que mientras ellos pensaban eso, yo me masturbaba pensando en sus caras llenas deseo y en su vergas paradas y estrujadas por ellos mismos sin descanso; tal vez nos masturbábamos juntos, ellos pensando en mi cuerpo y yo pensando en lo que mi cuerpo les había provocado, si tan sólo hubieran sabido esto, hubieran sabido que sólo por ese momento no hubiera sido tan inalcanzable un vieja como yo, porque una vieja como yo era lo suficientemente puta para no prestar atención a todas esas cosas que hacían impensable el sexo conmigo, una puta como yo había dejado pasar su físico, su falta de higiene y modales; y a cambio de ello, tal vez y sólo tal vez, pudiera haber cedido al morbo, y esos elementos desagradables podrían haber sido el mejor detonante a mi calentura; que bueno que ellos no sabían eso que yo sabía, gracias a ello podía guardarme todas estas cosas para mi calentura y mi masturbada.

Una vez satisfecha mi calentura, regresé a mi sesión, solo para regalarles a mis admiradores nuevamente lo mejor de mi cuerpo, con toda la actitud pensé a en agradecerles el intenso orgasmo que había tenido gracias a ellos, si supieran que me acababa de tocar como una perra, pensando, imaginando y deseando que por la noche al llegar a sus casas mientras se cojan a su mujer pensaran en mis nalgas, o que al momento de terminar mi sesión de fotos, corrieran al baño a jalarse la verga imaginándose mis tetas.

Por la noche mi esposo y yo salimos a cenar a un restaurante muy romántico fuera del hotel,  para la ocasión me decidí por un vestido de lentejuela, negro y sumamente corto, la  prenda incluso no alcanza a cubrir completamente una de mis nalgas, el corte del vestido en la parte de abajo no era recto, así que mientras una nalga si está apenas cubierta, la otra no corría la misma suerte, debajo del vestido me puse un short negro así que nada se veía, pero el atuendo era súper sexy.

Cenamos muy rico y yo me tomé tres martinis, con eso fue suficiente para ponerme alegre, relativamente temprano regresamos al hotel y decidimos seguir la fiesta ahí, yo sólo tomé una bebida mas y de manera lenta, pero mi marido si continuó bebiendo de manera importante.

Mientras estábamos en el bar, yo empecé a estar en comunicación con uno de mis lectores, lo hacía disimuladamente para que mi marido no sospechara en demasía, la calentura de lo sucedido en el viaje, las copas y el morbo de estar escribiéndome con él, tan cerca de mi esposo me tenían caliente; en uno de los mensajes me pedían que mandara una foto para ver cómo iba vestida, yo nunca mando fotos con mi cara, así que  era imposible pedirle a mi marido que me tomara una foto en donde no saliera mi cara, además ya hubiera sido el colmo, pedirle a mi esposo semejante cosa, como yo estaba caliente quería seguir el juego, pero no encontraba la forma.

No tardé en encontrar la manera de salir del problema, en una visita al baño por parte de mi esposo, le pedí a un muchacho que estaba cerca que me tomara una foto pero que no saliera mi cara; no hay que ser muy inteligente para sospechar que algo no estaba correcto, la mujer aprovecha a un marido ausente y pide una foto sin cara; el chico sólo rio y se limitó a tomar la foto, la tarea creo que no era desagradable, traté de sacar lo más posible mis nalgas y mis tetas para cada foto y el tipo tenía la mejor de las visiones.

Mi nuevo cómplice era joven y de tez negra, al pedirle la foto se lo pedí en ingles asumiendo que era americano, él me contestó en español, resulta que era un cubano que vivía desde hace algunos años en Miami, era además bien parecido y alto; al tomarme las fotos, se marchó y yo me apresuré a mandar por mail dichas imágenes.

Mi marido regresó y seguimos conversando, al mismo tiempo, trato de mantener comunicación con mi lector vía celular, yo cada vez más caliente, aprovecho la próxima visita al baño de mi esposo para repetir la fórmula, una nueva foto, ahora en una pose distinta pero con el mismo fotógrafo y cómplice, el cual evidentemente sospecha que algo pasa, mi atuendo y mi comportamiento me delatan como una verdadera puta.

Al regresarme la cámara me dice:

–          Nos sea mala a mi también compárteme una copia de la foto, al final que no se le ve la cara

Sonrío coquetamente, me agrada el comentario:

–          Claro, no hay problema lo mereces por ser tan cooperativo

–          A quien se las mandas, alguna amiga? O será algún amigo?

–          Digamos que a un admirador que me encanta

–          Pues considérame otro admirador, ojala yo también pueda encamarte, digo encantarte.

Sonrío nuevamente de manera coqueta:

–          Tal vez… por ahora vas bien

Me proporciona su correo electrónico y le mando copia de las fotos que me ha tomado

Durante el siguiente par de horas me ha bombardeado con correos, yo no puedo seguir su ritmo pero los leo todos, por cada tres correos que manda yo apenas alcanzo a contestar uno, cada vez sube mas el tono, básicamente me dice de todo: “que rica te ves” “que nalgotas” “ que buenas tetas, como me gustaría tener mi verga entre ellas” “me urge una mamada” etc

Yo cada vez más caliente le contesto justo de una manera que lo prende más ”gracias a la orden” “que rico” “dime mas papi” “que me harías cabrón?” etc

Su mesa está junto a la mía, en eso uno de sus correos me prende sobre manera

–          Por qué no te levantas y me bailas, cierra los ojos e imagínate que soy yo quien está contigo, yo estaré en mi mesa devorándote con la mirada


No puedo más y obedezco, me levanto de mi silla y comienzo a bailarle a mi marido, cierro lo ojos y me imagino a mi nuevo pretendiente, de sobra sé que su mirada debe estar posada en mi cuerpo, con este motivante, muevo las caderas lo mas que puedo, trato de regalarle la mejor vista de mi culo y trato de excitarlo al límite con el vaivén de mi cuerpo; si tan sólo fuera capaz de excitarlo al mismo nivel de excitación que yo tengo, créanme que sería demasiado

La canción termina, y reviso mi celular, un nuevo mensaje:

–          Eres toda una profesional, mi verga está a punto de estallar, necesito cogerte¡¡¡ mañana me voy¡¡

Que calentura y que morbo, necesito encontrar la manera de cogerme a este cabrón, ha sido demasiado, todo el entorno conspira para que yo esté ardiendo.

Luego una ventana de oportunidad se abre, es pequeña y es arriesgado, pero el riesgo sólo aumenta mi morbo; mi marido durante el día había entablado conversación con un huésped del hotel, era de EUA, creo que de NY; hay varias cosas que apasionan a mi marido, entre ellas están los deportes y además le encanta platicar con gente extranjera y cuestionar sobre sus costumbres, historia y tradiciones.

El americano en cuestión llega a saludarnos y  mi marido le pide sentarse, al poco rato comienzan una entretenida plática sobre las diferencias entre México y EUA, la plática se da en ingles, además de que no me interesa el tema, no me interesa el lenguaje, con ello aprovecho para intensificar mi devenir de correos con mi nuevo amigo

Al girar la conversación hacia los deportes, sabía que eso podía llevar horas, por fin la riesgosa oportunidad que estaba esperando, no dudé y trate de aprovechar lo mejor posible el tiempo

Le escribo a mi amigo;

–          Voy al baño, al salir me despediré de mi marido, si me deja ir sola, sígueme

Me retiro al baño, en mi calentura voy al baño con toda la intención de quitarme el short, así lo hago y entonces mi vestido que de por sí ya era sexy se convierte en vulgar, mi nalgas quedan expuestas,

Regreso a la mesa, y le digo a mi marido que estoy cansada, que si gusta puede quedarse:

–          De verdad no te molestaría Dani, es que está muy entretenida la plática

–          Claro que no, te espero en el cuarto; cómo cuanto te tardas?

–          Yo creo que como una hora

–          Trataré de esperarte despierta

Por fin las cosas se encuadran para saciar mi calentura, tenía un espacio y tenía un aproximado de cuánto tiempo disponía.

Me retiré, mi marido no se percata de que ya no llevo el short, me dirijo a las escaleras y detrás de mi camina mi nuevo amigo, el subir detrás mío tiene un panorama ideal de mi culo, subo al segundo piso ya que ahí es donde se encuentra mi habitación, camino hacia mi cuarto y justo tres habitaciones antes de llegar a mi cuarto me alcanza y por la espalda me toma por los hombros y me jala hacia la puerta de una habitación que supongo que es la suya.

Rápidamente abre la puerta, yo sigo dándole la espalada, ingresamos a la habitación de manera apurada, cierra la puerta y me empuja contra la pared, detrás mío, me empieza a besar el cuello y el oído, pone una de sus manos en mi cuello y la otra me aprieta las nalgas, me tiene inmovilizada contra la pared y de espaladas, con su mano en mi cuello tampoco puedo mover mucho mi cabeza, como puedo alcanzo a besarle de manera esporádica la boca, eso lo logro sacando mi lengua y juntándola apenas con la de él

Comienza a restregarme la verga en mis nalgas y créanme, no sé si sea un estereotipo eso de que los negros tienen vergas grandes, pero me encantaba este estereotipo, lo que sentí entre mis nalgas fue una verga enorme, de inmediato mis ojos, mi vagina y mi boca comenzaron a sentir celos de mis nalgas, deseando que dentro de poco fuera su turno de tener contacto son semejante trozo de carne

Nunca había estado con un hombre de color, pero este primera vez confirmaba todo lo que se dice sobre ellos, sigo de espaldas y ahora su mano se posa salvajemente en mis tetas, me besa con desespero el cuello, el oído y la espalda, yo comienzo a primero a respirar profundamente y luego paso a emitir leves gemidos.

En esta posición me despoja de mi vestido, como no llevaba bra, me quedo sólo en tanga, al caer mi vestido da dos pasos para atrás y me suelta, yo sé que quiere tener un mejor panorama de mi culo, me quedo recargada en la pared y muevo mis caderas de un lado a otro y de abajo hacia arriba, rápidamente regresa y me baja la tanga, quedo por fin desnuda, totalmente entregada a él y de espaldas, me besa la espalda y se pone de rodillas detrás mío.

Con sus manos separa mis nalgas y con su lengua empieza a chuparme el culo, con cada una de sus manos toma una de mis nalgas y las aprieta fuertemente, la sensación es deliciosa, yo gimo más fuerte y me contoneo, su lengua intensifica los movimientos y yo me siento en el cielo.

–          Que rica lengua tienes cabrón, no sabes las ganas que tenía, ahhhh, como me has puesto caliente hijo de la chingada¡¡

Al oír esto intensifica su trabajo, yo me retuerzo de placer

–          Que rico papi¡¡ mas mas¡¡¡ no pares cabrón¡¡

Y así llegó mi primer orgasmo

–          Déjame mamarla papi, quiero ver y sentir esa vergota

Y sin más se levantó y me volteó, sería la primera vez que lo tendría de frente, de inmediato me arrodillé y rápidamente busqué su verga, comencé a acariciarla con una mano por fuera de su ropa, mientras con la otra mano, bajaba su cremallera, mientras lo hacia volteaba a verlo con mi mejor cara de puta.

Al bajar la cremallera, mi mano derecha se apresuró a sacar ese pedazo de carne, al salir apareció frente a mis ojos la más preciosa, grande, larga, oscura y gruesa verga que haya visto jamás, era toda una delicia, un verdadero poema para las viejas putas como yo.

Creo que cuando alguien desarrolla un gusto por algo, su pasión es tanta que uno es capaz de encontrar arte en donde los demás no pueden verlo, de tal suerte, si a alguien le fascina la cocina, podrá encontrar gustos y sabores en donde los demás no lo encuentran y podrá admirar mas que otros los talentos de un buen chef, así pasa con todo en la vida desde el arte, hasta cosas más mundanas, creo que hay ciertas personas que pueden considerar a un contador o a un abogado un artista por la destreza con que son capaces de desarrollar sus trabajos.

Bueno pues yo soy una admiradora de la verga, así que soy capaz de encontrar belleza en esa parte del cuerpo que puede resultar fea, oscura, y desagradable al tacto y a la nariz.

Yo por el contrario amo su sabor, su olor, su textura, su tamaño, su potencia etc. y en ese sentido, esa era una pieza digna de museo, me apresuré a mamarla, la sentí entrar en mi garganta, traté de meterla toda pero era imposible, la mamé lo mejor que pude, acaricié sus huevos con mis manos y con mi boca, era deliciosa, perdí la noción del tiempo mientras la tuve en mi boca.

A poco rato fui despertada de mi trance, mi amante me pidió incorporarme, se puso un condón (no sé donde se encuentran de esa talla) y me volvió a poner de espaldas contra la puerta, acto seguido sentí por fin su verga entrar por mi vagina.


 El sentir ese enorme intruso dentro de mi cuerpo fue impresionante, hoy mientras escribo y lo recuerdo, tuve que parar para masturbarme por la calentura que me genera su recuerdo, después de tocarme he retomado las letras, no creo ser capaz de describir en toda su dimensión lo que es tener una verga de este tamaño, creo que este tipo de instrumentos son aún más valorados por una mujer como yo; suelo decirles a mis amantes que tienen la verga más grande que mi marido como parte del morbo de la sesión, la realidad es que nunca es cierto, hasta esa noche puede por fin tener una verga más grande que la de marido.

En EUA hay un dicho que dice “once you got black, you never go back” esto quiere decir que una vez que pruebas la verga de un negro ya no puedes regresar con otro tipo de una verga que no sea negra; no sé si literalmente sea cierto pero estaba muy cercano a la realidad sobre todo para las mujeres como yo, que son capaces de separar el amor del sexo, para una sesión como ésta, donde lo único que importaba era coger, un instrumento así es ideal para cumplir el objetivo.

Cuando esta tranca me empezó a coger, nada fue sutil, de inmediato empezó el sexo salvaje, sus arremetidas eran duras e intensas, afortunadamente yo me encontraba sumamente mojada, de lo contrario la combinación del tamaño de su verga con lo salvaje de sus movimientos me hubieran lastimado, mi amante además de salvaje era ruidoso y sudaba mucho, al poco tiempo no sé quien jadeaba y sudaba mas si él o yo.

Al estar pegados a la puerta, nuestro gritos se oían hasta el pasillo, yo escuchaba el caminar de la gente y los escucha hablar cuando se dirigían a sus habitaciones, así que era evidente, que ellos iban a escuchar mis gritos al prácticamente ser partida en dos por la verga de mi amante.

–          Que delicia¡¡¡ Ahhhhh¡¡¡ que rico cabrón¡¡¡¡ que vergota tienes ¡¡¡

Y se lo decía entre gritos, pero a veces la sensación era tan fuerte que el grito se ahogaba en mi garganta y no podía articular palabra

–          Mas¡¡ mas¡¡¡ No me la saques nunca papi¡¡¡ que rico¡¡¡¡

Por su parte él solo sonreía y jadeaba como un toro, no decía palabra pero su gemidos era evidentes, me hubiera gustado que me insultara, me llamara puta y me nalgueara pero no lo hizo, no hacía falta que me dijera que era una puta, me había comportado y me estaba tratando como tal; yo por mi parte no escatimaba en palabras para expresar mi fuerte grado de excitación

–          Hijo de tu chingada madre, que grandota la tienes¡¡¡ no sabes que rico me estás dando¡¡¡ no pares cabrón¡¡ así me querías tener verdad cabroncito??, yo también te tenía ganas, pero no sabía que tenias esa vergota cabrón¡¡¡ eres un rey¡¡

Con su verga adentro terminé un par de veces, estábamos tan calientes que lo único que hicimos fue entrar al cuarto sin pasar del pasillo que estaba frente a su puerta, en un pequeño espacio me retorcí de placer y me dieron una de las cogidas más ricas de mi vida; mientras seguía con su verga adentro y cuando suponía que mi amante estaba por terminar, le dije:

–          Quiero que te vengas en mi boca papi

Acto se seguido me la sacó y me pidió que me pusiera de rodillas, yo abrí la boca esperando ese chorro de semen, mientras tanto él se masturbaba y gemía, yo hacía lo mismo y me tocaba el clítoris, esos segundos conmigo de rodillas, con los dos masturbándonos y esperando que en cualquier momento saliera de esa vergota un chorro de semen, fueron súper excitantes, no tardó mucho en terminar, al hacerlo pegó un grito que seguro se oyó hasta donde mi marido conversaba con el gringo, nunca había estado con un hombre tan escandaloso, me gustaba, me gustaba sentir que gozara tanto el sexo, de su verga salió un chorro enorme de semen, me parecía que era como una tubería, entre más grande, más agua puede contener, esta era una verga enorme, así que de ella, salió una gran cantidad de líquido espeso y delicioso.

Me llenó el cuerpo, al sentirlo caer en mi, intensifiqué el movimiento de mis dedos y tuve mi último orgasmo, rápidamente tomé con mis manos su semen y me lo llevé a la boca, era literalmente la cereza en el pastel, me encantaba¡¡

Unos segundos después salí de mi transe y recordé que debía apurarme para llegar a la habitación antes que mi marido, entré al baño y me aseé un poco, tome mi tanga y la utilicé para limpiar el semen que quedaba en mi cuerpo, al día de hoy no la he lavado y ya me ha servido para masturbarme un par de veces.

Me despedí de mi amante, él regresaba a Miami al día siguiente, no creo volver a verlo, a menos de que algún día coincidamos en algunas vacaciones, difícilmente tendré nuevamente en mi cuerpo esa belleza de verga, pero en el inter me queda la satisfacción de este recuerdo que hoy les comparto.

Regresé a mi habitación varios minutos antes que mi marido, cuando él regresó yo ya dormía; durante toda la noche tuve sueños eróticos y creo que hasta terminé alguna vez, soñé en blanco y negro, principalmente en negro…..


me culie a la esposa de mi jefe


intercambio de parejas aviso importante todo el material fotografico expuesto aqui es tomado de cuentas de twiter deamigos que comparten a sus esposas muchas gracias por ello y atodos los quemeenviuan sus relatos para publicarlos aqui thinchitos@gmail.com

Hace un año estuve currando de camarero en un bar por el centro de Madrid en el que tenia un jefe que era un completo cabrón pero que tenia una esposa que aparte de trabajar tambien en el bar estaba divina y me daba un morbo que no podia contener. Ella me cogio mucha confianza y nos la llevabamos muy bien, yo era muy amable con ella y ella conmigo.
Cuando estabamos cerca se sentia cierta tensión en el ambiente que solo alimentaba mis mas profundas fantasias…entre miradas y comentarios con doble sentido pasabamos los dias.. Hasta que un día el cabronazo de mi jefe tiene que salir del país por asuntos personales y en lugar de contratar a alguien mas para que nos echara una mano y cubrir su ausencia pues no lo hace y sencillamente se va y nos deja contoda esa carga de trabajo.
El resultado fue que tras un sabado sin parar de currar, de acabar harto de servir en la terraza y de tirar cañas todo el dia por fin llega la hora del cierre a eso de las 2 am momento en el cual solo me acordaba de la madre de mi jefe y me cagaba en él por ser tan explotador pero todo tiene su rencompensa y fue cuando su esposa me dijo que estaba muy cansada como para irse a su casa por lo que iba a pasar la noche en el local( un sofacama que tenian en la ofic del local) pero que le daba un poco de miedo asi que me pregunto que si queria quedarme y acompañarla… en ese momento sin dudarlo dije que si y se me puso tan dura que ya no sabia como disimular….llegamos a la oficina y ella toma una ducha a todas estas yo solo esperaba a que saliera y seguia imaginandome cualquier cantidad de cosas.. no podia creer que estaba alli solo con ella.. finalmente ella salio de la ducha y me tocaba ducharme a mi el turno de ducharme.
  Mientras lo hacia solo la imaginaba entrar a la ducha pero no fue asi, aun no llegaria el momento pero la tenia tan dura que tuve que hacerme una paja en la ducha.Llego la hora de ir a la cama y me pregunta si tengo algun problema en compartir el sofa a lo que contesté que no. Nos acostamos y solo pensaba en que hacer si dar yo el primer paso o esperar el de ella cuando de repente me dice que no puede dormir, le pregunté por que y me contesto porque nunca habia estado en la cama con otro hombre que fuese mi esposo y eso me pone nerviosa porque no se que pueda pasar, yo haciendome un poco el duro le conteste que no se preocupara que no le iba a pasar nada y me quede de mi lado haciendole creer que dormia y fue cuando me dijo que seguia sin poder dormir y que seguia nerviosa yo ya estaba que no resistia mas solo queria saltarle encima pero queria esperar hasta el ultimo momento..finalmente me jala y me pide que no me duerma yo la ignoro y sigo sin darme la vuelta cuando de repente me jala hacia ella y me abraza con sus piernassss.



En ese momento ya no aguante más obviamante y la bese como un loco, ella igual no para de besarme y de gemir lo cual me ponia cada vez más. Era un momento confuso solo la deseaba a ella pero tambien me acordaba del cabron de mi jefe y eso le daba mas morbo al asunto asi que enseguida me subi sobre ella le quite la ropa que llevaba le di la vuelta y la penetre sin pensarlo,, ella me deseaba y yo a ella.
Confesión relacionados
cada vez la embestia mas y mas fuerte ella no paraba de gritar que la follara y que le diera mas, sentia que se estaba desahogando y yo estaba dispuesto hacer de todo solo para darle placer..me besaba con tanto deseo que casi me corria en ese momento. Eran los besos de una mujer madura con ganas de cometer algun pecado, con ganas de cumplir algun deseo prohibido..
No parabamos de acariciarnos ni de sudar pero sentia que ella me pedia algo más asi que luego de ponerla en cuatro y de metersela mientras con mi mano tocaba su clitoris decidi girarla y darle el mejor cunilingus de su vida y fue entonces cuando abri sus piernas y empece a recorrer su zona vaginal lentamente con mi lengua cada vez acercando mas a mi objetivo cuando entonces ella me confeso que nunca nadie la habia hecho eso ni siquiera su esposo lo cual yo no podia creer, semejante mujer en su cama todos los dias y jamas le ha hecho un cunilingus por eso pasan las cosas que pasan pensé pero no era momentos para reflexiones sino para acciones asi que con esta motivación extra me puse a un lado para poder controlar mejor el area y mientras mi dedo acariciaba su ano mi otra mano le abria paso a mi lengua en su vagina para escribir con ella todas y cada una de las letras del abecedario y por supuesto no deje de escribir que mi jefe era un cabron pero con esa me desquite todas y cada una de las que hizo y creo q sali ganando jeje.
Uno de los mejores orgasmos que he tenido y creo que ella tambien el unico problema fue que se emociono tanto que me dejo un chupeto importante el cual ella misma me maquillo para que los clientes al dia siguiente no notaran, por suerte su esposo volvia a la semana tiempo suficiente para que el chupeton desapareciera.Que bien se siente confesar estas cosas, gracias.






primera ves en un bar swinguer

intercambio de parejas aviso inportante todo el material  fotografico expuesto aqui  es tomadode cuentas de amigos en twiter que comparten a sus esposas muchas gracias a ellos y a todos aquellos que me envian sus relatosparaquelos publique thinchitos@gmail.com

este relato lo uso para liberar parte de la culpa que llegue a sentir.
Hace ya más de un mes que mi esposo y yo fuimos a un bar swinger, lo interesante del bar era que estaba dividido en dos niveles: para charla y baile de forma amena sin nada de tipo sexual…..y el nivel de intercambios donde todo podia pasar……mi esposo sugirió quedarnos en el primer nivel; para compartir con otras parejas bailar etc, …así transcurrieron varias horas….después de hablar con una pareja (R y D) D me invito a ir al segundo nivel solo para mirar de que se trataba …mi esposo y R aceptaron, al entrar vimos varios cuartos y un bar D tenia claro lo que queria, se fue directo a un cuarto y me dejo sola…


en eso se aparecieron dos tipos y me invitaron a un cuarto, les aclare que solo tenia curiosidad y que no estaba hay para nada de tipo sexual; ellos no me contradijeron y se ofrecieron a acompañarme , era mejor estar acompañada que sola …….
al entrar en el cuarto, pues la impresión fue tremenda ……varias parejas en una misma cama teniendo sexo, una de ellas era D con otra  chica, me vio y se echo a reir …..nos quedamos a ver, la verdad me gusto poco a poco más el asunto, todos alternaban las parejas y era muy erotico; mis acompañantes me comentaron que podíamos ir a otros cuartos y seguir mirando ; a lo que acepte sin dudar mi nivel de excitación era  muy grande, la humedad me había invadido por completo, ya no estaba segura de lo que podia pasar, llegamos a otro cuarto donde la gente solo estaba desnuda pero solo charlaba y para seguir hay teníamos que despojarnos de nuestras ropas, vacile un minuto pero preferimos irnos, mis compañeros me mostraron una serie de cuartos; fuimos viendo uno a uno y solo habían parejas, trios y demás aberraciones sexual; pero en el momento ya no las veía así ……

‘llegamos a un cuarto con portero…..al acercarnos el portero nos invito a entrar , tenia una cama, un sofa , un jacuzzi y un mini bar…..y por un precio bastante cómodo podíamos pasar la noche hay ; a mis acompañantes les brillaron los ojos y me invitaron a quedarme con ellos; que no tenia por que pasar nada que yo no deseara o permitiese…y acepte. le pagaron al portero y coloco un sello de ocupado…..no habría  ninguna gracia el estar hay a solas si ya no tuviese las ganas de sexo, así que tome la delantera y les invite a meternos en el jacuzzi….se dieron de cuenta que mis intensiones ya no era y que lograron su objetivo……me quede en ropa interior al igual que ellos…solo que di un paso mas y me desnude ….y ellos me siguieron antes de entrar en el jacuzzi nos acariciamos y observábamos nuestra desnudes …era muy erótico poder contemplarnos, no había amor….
pero si muchas ganas y respeto …acaricie sus partes sin llegar a ser una masturbación y nos metimos en el jacuzzi…hay nos besamos (turnándose mi boca) eso me fascinaba, y el rose de los cuerpo y el saber que esta desnuda con dos hombres a los que no conocía  así mas fuerte la experiencia…era el centro de atención no escatimaban en caricias y beso ….muy  a pesar de que nuestros sexos se tocaban no eran el centro de atención ….y eso me ponía eufórica …me hacían el amor  ….cuando de repente tuve un orgasmo y lo festejamos con risas mudas ….me ofrecieron la cama …para ese momento ya había olvidado a mi esposo he iba a ser penetrada por otros hombres….caminamos a la cama y vi que tenían practica en trios….
cada uno se acostó  en un lado diferente de la cama…yo primipara me fuy  en medio de los dos y los masturbe al tiempo mientras me besaba y me acariciaban mis senos…..luego senti una mano en mi vagina ….era muy extraño que el supiese sin conocerme donde darme placer y mi esposo no supiese el lugar preciso de mi vagina donde me producía mas placer, otra mano llego a mi ano y de a poco introducía su dedo …a lo que accedí sin resistencia….queria hacerles sexo oral ..pero no sabia como ….para no dejar al otro sin atención …se los comente y con risas me ladearon en diagonal de los dos ….así uno llevo su pene a mi boca …mientras el otro me iba a mi vagina a hacerme sexo oral….jamas habia disfrutado del sexo oral …
sus fluidos eran una delicia …un poco salados ….pero muy agradables ….se que lo disfrutaba mucho por sus gemidos y sus caricias ….y yo con una boca y una lengua entrenada en mi vagina estaba a punto de tener otro orgasmo…..y mi cuerpo se estremeció bruscamente ….a lo que con su boca comenzó a succionar en mi vagina haciendo que me corriera ….y jamas había tenido una eyaculación…quede fuera de mi…..a mi amante que tenia su pene en mi boca lo deje sin acción ….tube que retirar mi boca y tomar aire ….y un gemido muy agudo salio de mi boca…..se fueron a risas festejando mi logro…a lo que conteste de igual forma era hermoso ….se alegraban de darme placer no de recibir …..me moria de ganas de saber como complacerlos y que fuere reciproco….
se lo dije y volvieron a besarme alternadamente …..al que le asía sexo oral me cargo colocándome frente suyo…y me penetro muy sutilmente…..era un pene muy grueso pero disfrute mucho su entrada…con sus manos en mis caderas me movió de arriba a bajo como quien asegura una estaca ……y mi otro amante me mostro su pene en señal de que le diera una mamada ……así estuvimos un buen rato….fue la penetración mas placentera que recuerdo  …..se turnaron y así varias veces en distintas posiciones …..hasta que uno por uno llegaron a sus orgasmos y como es logico a la eyaculación ….y jamas me habían eyaculado fuera de mi vagina …no conocía el semen y tenia mi barriga cubierta por un espeso semen de ambos amantes ….y a mi parecer era mucho …..
me dio curiosidad y lo tome con mis dedos….estaba caliente ….me ofrecieron unas toallas húmedas para que me limpiase ….pero preferí tomar un poco con mis dedos y me lo lleve a la boca …..no era una delicia …tenia un sabor muy fuerte …y hasta amargo…y al tragarlo no fue un placer…..pero era semen….así que tome el resto y no deje nada en mi barriga ….se maravillaron con mi proeza ….les volvi a tomar por sus penes y me los meti a la boca los dos…..y succiones con fuerza ….hasta que quedaron limpios….extasiados nos tiramos en la cama…..pensé que hay terminaría todo….y no fue así….comenzamos a hablar de lo ocurrido…y supe sus nombre (A y R ) …y ellos el mio…..luego de que recobramos el aliento me alababan mi bonito trasero y no dejaban de acariciármelo …..me propusieron el coito anal ….a lo que siempre le tuve miedo y con lo que nunca pude complacer a mi esposo (al que por cierto no le hacia falta) les expuse mis miedos al respecto ….y uno se fue al bar …y trajo una  botella con un lubricante …..
me deje untarlo en mi ano y cola….introduciendo sus dedos en el (alternadamente )…..era algo muy fuerte de ver para una persona normal…eran dos hombres besando a una mujer mientras le introducían un dedo en el ano y otro en la vagina alternadamente…..cuando sentí que ya no había tanto dolor ….se los demostré con mis gemidos de placer…..entonces A se volvió a acostar boca arriba y ya sabia lo que tenia que hacer…me acosté enzima y me introduje su pene hasta mi interior …lo que disfrutamos mucho…R se acerco por detrás mío ….y paso su pene por mi ano…a lo que me recline al saber lo que me esperaba …..lo introdujo muy dócil y siempre preocupado de si había dolor …..si lo hubo pero deje que terminara de meterlo …y así fue …..tenia un pene en mi vagina y otro en el ano….y  poco a poco fuimos entrando el ritmo ….hasta que los orgasmos comenzaron a llegar   muy fuerte….a lo que me uni de manera activa acentuando sus lentas y fuertes envestidas con movimientos de mis caderas en círculos y de arriba a bajo….todo eso con besos en mi cuello y nuca….caricias en mis senos…besos en mi boca….y gemidos de placer…y gritos de parte mía …..no podia de dejar de repetir “así papitos mas …así que delicia …no paren “…..luego A le hizo una seña a R …se detuvieron y se tiraron de lado …quedando yo aun en medio y ellos dos de lado….me acomode envuelta en risas le subí mi pierna a A y ….continuaron a hora los tres mucho mas cómodos y lo mejor era que podíamos vernos las caras …..era mucho más fraterno en esa posición ….a hora mi ano era mi fuente de placer …..y Robert sabe muy bien como menear sus caderas y mantener el ritmo …..hay en frente y en medio de los dos me llegaron orgasmos mas fuertes …y no dudaron en seguir y aumentar el ritmo y las envestidas …..
se volvió todo muy salvaje y no me pude contener mas y eyacule de nuevo….no el pene de Albert en mi vagina….para ellos fue mágico sentir como corrían gotas de mis fluidos vaginales por sus penes….así continuaron más fuerte y parejo hasta que volví  a correrme …..entonces se desprendieron de mi…..he inclinados uno después de otro descargaron su semen justo en mi boca…primero Robert y luego Albert ..por solo centésimas de segundo ….parte del semen me cayo por fuera …en mis cabellos…cachetes ….y nariz …pero gran parte fue a para a mi boca…..
lo trague y volví a mamarles …limpiando lo que aun quedaba….con la de A en mi boca sentí otro de sus gemidos…y luego me lleno la boca otra vez con su semen….la retire y  le mostré a R el semen de A en mi boca….sin saber que R me dispararía   un fuerte chorro de semen a mi boca en conjunto con su pene….casi me vomito …..pero me  contuve y me lo trague todo….era mucho y disfrutaron la fuerza que hice para no vomitar y tragar todo ……me quede acostada con A al lado sin decirme nada….pero los jadeos decían mucho …..R fue y trajo una servilleta…con la que me limpie el rostro….
ya con R en la cama….les dije que no podia mas….ellos afirmaron lo mismo….habían pasado 3 horas desde que deje a mi esposo en el otro nivel ….di un salto de la cama y busque entre la ropa mi pantalón ….tres llamadas de mi esposo perdidas…aun estaba en el bar con Rodrigo…le marque al numero y me respondió muy tomado ….¡¿donde estas esposa mía? …..le dije que no me gusto el bar y como lo vi tomando no le dije nada y me fui a casa en taxi….creo que la ingesta de semen me volvió inteligente….mias amantes se vistieron con prisa y me acercaron las ropas, panty , brasier …y al colgar me cambie muy rápido ….Albert se ofreció a llevarme a casa…salimos por la puerta trasera y en cuestión de minutos llegamos a mi casa…en el carro les agradecí la velada nos besamos ….y les di mi numero celular …ya mi casa sabían donde estaba …..
salí corriendo a mi casa …me bañe …me puse la ropa de dormir y me acosté en la cama….al poco rato llego mi marido….subió al cuarto se acostó a mi lado  y creyendo que estaba molesta me dio el beso de buenas noches….y se durmió. Al día siguiente no toque el tema……..el sin embargo me dijo que D salió de pelea o R y por eso se quedaron tomando ….R pillo a D en una Orgia con dos chicas…..y  por como lo describe cerca de mi habitación……..con A y R mantengo amistad. Volvimos a acostarnos el fin de semana pasado en mi casa…mientras mi esposo viajo fuera del país.
 





























soy infiel sexualmente

intercambio de parejas

aviso importante todo elmaterial fotografico aqui expuesto estomado de twiter de cuentas de amigos que comparten a sus esposas muchas gracias a ellos

A mis 54 años me sigue encantando el sexo, como siempre. ¡Vaya secreto!. Diré que estoy casado y que mi relación sexual con mi esposa es bastante satisfactoria, pero eso no impide que uno tenga ciertos deseos calientes o sueños incumplidos. Además de nuestras relaciones físicas, a mi me encanta contarle periodicamente mis fantasías, y a ella (María) le encanta escucharlas: ambos nos excitamos mucho con este juego.
En una de las primeras fantasías que le conté, ya casados, le describí cómo mientras hacíamos un 69, con ella encima de mi, a cuatro patas, con su sexo sobre mi boca, un hombre la penetraban desde atrás, recibiendo ella así una fuerte estimulación doble con la polla de nuestro invitado dentro de su vagina y mi lengua recorriendo los labios de su coño y su clítoris. Esta fantasía era muy recurrente pues incluía elementos distintivos de mi personalidad sexual: la posibilidad de “ver” sexo en primer plano (soy voyeur empedernido), la “posesión” de una pareja sexual siempre dispuesta y difícil de saciar (¿el sueño de todos los hombres?), la aceptación más o menos clara de mi bisexualidad (demasiado cerca ese pene de mi boca, imaginad donde terminaba a veces), de mi sumisión, de mi deseo ¿consciente o incosnciente? de ser cornudo, etc.







Esta fantasía me ha dado y nos ha dado muchos y grandes momentos de placer. Como era tan recurrente y parecía una fantasía no tan descabellada (al fin y al cabo era un vulgar trío), seguí insistiéndole en que si un hombre que le gustase a ella se le insinuaba sexualmente, que no desperdiciase la ocasión de “probarlo”, y que la única condición por mi parte era que me lo contase antes o después de que sucediera.





Como las ocasiones rara vez aparecen por sí solas, pasé a insinuarle que fuera ella la que diese el paso de seducir a algún hombre que la excitara. Sus negativas constantes no enfriaban mi ánimo. Procuré deshacer algunos obstáculos que sabía que influían en su negativa, como asegurarle mil veces que yo no trataba en ningún caso de buscar una situación recíproca y que ella no tendría porqué aceptar que yo estuviera o buscara relaciones con otra mujer. El último obstáculo era su temor a las ETS y a las complicaciones que podrían surgir con desconocidos.

 – María: “¿Tú crees que me voy a acostar con un chulo de discoteca, aunque me chorree el coño de ganas, sin pensar las consecuencias, solo por tener experiencias nuevas y por romper la rutina?”
Le hacía comprender que aunque desconocidos la mayoría de la gente es limpia, sana y no va de mal rollo. Como no había manera de romper su negativa, le propuse que lo intentara con algún conocido, quizás el marido insatisfecho de alguna amiga íntima.
– María: “¿Pretendes que publiquen en el pueblo que soy una puta que va por ahí calentando maridos?”
Por fin un día después de un nuevo orgasmo intenso (dedos en vagina; lengua en clítoris) en nuestra posición de juegos favorita, 69, fantaseando con más de lo mismo, me retó a que si yo quería de verdad que ella hiciese real esa fantasía, solo podría ser con una persona conocida pero de su máxima confianza y total discreción. No la dejé arrepentirse, dije SÍ de inmediato sabiendo que había sido un momento suyo de debilidad.
– Yo: “¿Julio, el marido de tu hermana? Siempre te gustó nuestro cuñado…”
– María: “De la familia ¿verdad?, estás requeteloco.”
– Yo: “¿Entonces?”.
– María (con voz indecisa): “Carlos, mi ex-novio. (Silencio)”.
Es cierto que no lo esperaba pero por supuesto que no dejaría pasar la oportunidad de dar salida a mi fantasía obsesiva. Ella me confesó que lo dijo pensando que yo desistiría. Carlos es amigo de los dos desde la infancia. Fue además su segundo novio, desde los 19 a los 23 años, y la había dejado marcada en muchos sentidos. Sexualmente le había enseñado todo y la había hecho ser una mujer abierta al placer.
Emocionalmente, la dejó muy enganchada. María estaba muy enamorada de él y solo lo dejó por sus continuas infidelidades. Yo aparecí un año después de esa ruptura, le di la seguridad afectiva que María necesitaba y nos casamos en 2 años.
¿Sería Carlos, nuestro vecino del barrio y amigo, el hombre adecuado?. Yo había tenido celos de él en innumerables ocasiones, celos del pasado, pues es cierto que nunca había obsevado nada raro entre ellos desde que María estaba conmigo. Yo no estaba seguro de que María conservara aun algo de amor por él aunque hubiesen pasado unos 25 años, quizás por eso no se me había ocurrido a mi pensar en Carlos como posible “partenaire” sexual de mi mujer, pero debo decir que era la mejor opción posible:
A ella le gustaba físicamente, habían tenido complicidad total, y era cierto que, aunque mujeriego, era muy discreto. Carlos se había acostado con casi todas las chicas de nuestra pandilla, incluso las que tenían novio o estaban ya casadas, pero jamás alardeó de ello o se lo contó a nadie. Fueron ellas las que se dejaban “cazar” para luego contárselo a las amigas. Había dudas respecto de algunas porque ellas siempre lo habían negado y así no había forma de comrpobarlo.
– María: “¿No te molestará que haya pensado en él?”.
– Yo: “¿Cómo ha de molestarme si soy yo quien te incita desde hace años?”.
– María: “Cariño, nosotros disfrutamos de buen sexo. No necesitamos nuevos elementos en nuestra vida”.
– Yo: “No te preocupes, Mari. Será solo una prueba, un intento. Tú lo controlarás todo, llegarás hasta donde quieras, pondrás las condiciones. Si no te sientes cómoda, con cortar o con no repetir ¡arreglado!”.
– María: “Desde luego, sería muy fácil planearlo. En todos estos años que llevamos casados, aunque discretamente, Carlos se me ha insinuado repetidas veces. En cuanto le diera la más mínima pista, se lanzaría a por mi.”.
Sus ojos lo decían todo, ella también lo deseaba. Mis fantasías ahora sí podrían cumplirse. Sobre mi había poco que decir. El intensísimo orgasmo que tuve al masturbarme tras aquella conversación hablaba claro de mi obsesión por verla con otro.
– Yo: “Sabes que mi deseo es estar delante pero al principio no quiero estorbar, después de lo difícil que ha sido. Siéntete libre de planearlo como quieras, de hacerlo como desees, no me digas cómo va la cosa si eso te causa molestia… Solo espero que si llega a ocurrir, entonces sí me lo cuentes con detalle.”.

– María: “Déjame pensarlo, cariño. Después de tanto tiempo de negativas, no quisiera equivocarme. Mañana te doy la respuesta”.
No fue al día siguiente pero cuando yo volví a preguntarle me dijo que sí iba a intentarlo.
– María: “Siento una mezcla de atracción, incertidumbre y miedos. En condiciones normales sabes que no lo haría con él ni con nadie por respeto a tí. Yo te exijo fidelidad y estoy dispuesta a dártela. Pero si me pides algo tan insistentemente, también me gustaría complacerte y así posiblemente puedas abandonar esa obsesión”.
– Yo: “Se que tengo la mujer más buena del mundo y sabes bien cuánto te amo. No sufras por nada de lo que hagas o dejes de hacer; solo piensa en buscar tu placer, pues ese es también el mío.”.
– María: “Como tú mismo dijiste, ahora olvidaremos el asunto. No hablaremos de esta fantasía hasta que yo te vuelva a contar algo nuevo. Si me arrepiento o si ocurre algo con Carlos, te lo diré en su momento. De lo poco o mucho que ocurra, lo sabrás todo.”.
– Yo: “Hasta entonces solo verás en mi la normalidad. Espero demostrarte como cada día te quiero más y estoy más orgullosa de tenerte a mi lado”.

Estadisticas

Seguidores