miércoles, 15 de septiembre de 2010

ME GUSTA QUE POSEAN A MI ESPOSA

intercambio de parejas

REALMENTE ESTE ES UN RELATO FENOMENAL
ESTIMADOS AMIGOS Y AMIGAS DE GUIACEREZA.

DEBIDO A LAS MULTIPLES SOLICITUDES DE ALGUNOS DE USTEDES, CON RESPECTO AL RELATO NUESTRO ANTERIOR, EN EL SENTIDO DE QUE AUNDARAMOS MAS SOBRE EL TEMA, HEMOS DECIDIDO, CON LA VENIA DE TODOS , EXTENDER UN POCO MAS EL RELATO, ES DECIR, LAS SITUACIONES PORMENORIZADAS QUE OCUURIERON EL DIA EN QUE EL ADMINISTRADOR DEL SITIO QUE LES HABLE HIZO SUYA A MI ESPOSA, EL CUAL REITERO, PRACTICAMENTE LA DEFLORO, YA QUE COMO ANTES COMENTE MI PENE ES PEQUEÑO Y ELLA FUE TOTALMENTE ABIERTA POR ESE AMIGO DE ESA EPOCA.

EN ESA OCASION, EL AMIGO ADMINISTRADOR, TOMO A MI ESPOSA DEL LADO DE EL Y LA BESO PROFUNDAMENTE, FUE UN ACTO ESPECTACULAR, YA QUE VI A MI ESPOSA QUE EL AMIGO LA ABRAZO FUERTEMENTE BESANDOLA SIN CESAR, ELLA, RESPONDIO, CON SU LENGUA ENTRELAZDA CON LA DE EL .

UNA VEZ EL OBSERVO QUE LA TENIA MOJADA Y ARRECHA, LA ALZO EN SUS BRAZOS Y SIN MEDIAR PALABRA SE DIRIJIO HASTA UNA HABITACION DEL SITIO QUE ANTES COMENTE, ALLI LA SIGUIO BESANDO, LE QUITO LA BLUSA, LA FALDA, LOS PANTY Y POR ULTIMO EL BRASIER, , LUGO LE MAMO SU CUCA, ELLA ARDIA DE PASION, ELLA TOMO EL LARGO Y ANCHO PENE DE NUESTRO AMIGO Y SE LO MAMO REPETIDAMENTE,, UNA VEZ ESTE AMIGO ESTABA ARDIENDO, NOS DIJO QUE LA IBA A PENETRAR Y NOSOTROS LE DIJIMOS NO HAY PROBLEMA, CLARO QUE MI ESPOSA LE DIJO QUE LE HICIERA PASITO, YA QUE TENIA UN PENE MUY GRANDE Y ELLA NO ESTABA ACOSTUMBRADA , YA QUE SOLO CONOCIA MI PEQUEÑO PENE.

ACTO SEGUIDO, ESTE AMIGO, LA ACOSTO EN LA CAMA LE ABRIO LAS PIERNAS Y COMENZO A INTRODUCIR SU GRAN PENE DENTRO DE MI ESPOSA, ELLA GRITO Y DIJO " me dule , me duele, pero hazmelo, llename toda, perforame, hazme mujer, culeame etc." FUER ASI COMO NUESTRO AMIGO LA FUE PENETRANDO POCO A POCO HASTA QUE LA TUVO TOTALMENTE ENSARTADA CON SU GRAN PENE, ELLA SANGRO UN POCO, PERO ESTABA TOTALMENTE RELAJADA Y CUMPLIDO SU SUEÑO DE SER TOTALMENTE PERFORADA, Y ME DIJO MIRA COMO LA TENGO .

A MI SINCERAMENTE ME GUSTO AQUEL ESPECTACULO, EL AMIGO SIGUIO DANDOLE Y DANDOLE CLAVO, HASTA QUE ELLA TUVO DOS O TRES ORGASMOS, LUEGO EL EYACULO DENTRO DE MI ESPOSA Y LE BAÑO TODA SU CUCA.

DE AHI CONVERSAMOS UN RATO, Y LUEGO EL AMIGO LA VOLVIO A COGER, PERO ESTA VEZ , YO INTERVINE, LA PENETRE POR LA COLA Y NUESTRO AMIGO LE VOLVIO A DAR POR LA CUCA HASTA SACARLE OTROS ORGASMOS.

EL AMIGO ESTABA INTERESADO EN DARLE POR LA COLA, PERO ELLA NO ACCEDIO Y DIJO QUE ESA COLA ERA SOLO PARA MI.

DE AHI EN ADELANTE TUVIMOS VARIOS ENCUENTROS CON ESTE AMIGO, INCLUSO UN DIA SE COMIO A MI MUJER EN NUESTRA CAMA.

POSTERIORMENTE Y DESPUES DE QUE NUESTRO AMIGO SE FUE DEL PAIS, HEMOS TENIDO MUY POCOS AMIGOS , PERO ESTAMOS BUSCANDO A ALGUIEN IDEAL, NO LO HACEMOS CON TODO EL MUNDO, SOMOS MUY SANOS , NOS CUIDAMOS DEMASIADO.

AH POR ULTIMO HOY EN DIA EXISTE UNA FANTASIA Y ES QUE DESEARIAMOS QUE INTERVINIERA UNA DAMA , YA QUE MI ESPOSA DESEA PROBAR

ESCRIBANOS romanticos1290@hotmail.com NO ACDEPTAMOS MENORES DE EDAD, NI DAOMASOQUISMO, NI DROGAS, NI DINERO ETC ETC ETC.

le pedi a mi chica...complacerme en una de mis fantasias voyourista....

intercambio de parejas

no podia...creer lo q veian mis ojos......mi chica una nena totalmente reservada....gozando en un lugar publico...............parecia una perra en celo............
a mi chica y ami....nos gusta realizar nuestras fantasias.....cada cuanto le pregunto...has pensado algo nuevo?....algo divertido?...caliente........y ella hace lo mismo esto nos saca de la monotonia.........sucedio hace unos meses q tuve q salir de la ciudad por un periodo de 2 meses......en  los cuales la arrechera era tal....q la imaginacion volaba...imaginaba trios...hmh, mhm, orgias de todo......asi q comenze a tener ssexo telefonico con mi chica........yo en el hotel ponia una porno la llamaba...y ella se masturbaba en casa ...con el juguete q le regale....el cual tiene aprox....20 cm...y 6 o 7 de ancho.....bueno lo hicimos varias veces...y me ponia muy arrecho el pensar en como se clavava el juguete.........bueno......tambien le dije q habia tenido un sueño.....erotico con ella....me la estaba chupando en un cine.......y me dijo....q seria chevere hacerlo....volvi a casa.....y no hablamos de el tema.....tiramos eso si como locos.........al otro dia ella tenia libre......fuimos al centro comercial...era entre semana......habia unas pelis...super malas.......pero ella me dijo....voy a complacerte en el cine.......y te dare mas de lo q esperas........wow....inmediatamente tuve una ereccion....pues mi chica es super arrecha.......erotica.....entramos a ver la peli q vimos era la mas mala....adentro habian a lo mucho 4 o 5 personas......nos alejamos a la parte izq......lo mas posible.......estaba super ancioso....de la mamada...y de la sorpresa.......bueno comenzo la peli...y ella no perdio tiempo.......iba en sudadera.....se quito el pantalon....y tenia un hilo...blanco........q alumbraba en la oscuridad........abri su chaqueta y saque sus tetas....para poder lamerlas........ella acomodo su cuerpo un poco...abrio sus piernas y empezo a tocarse.....mire alrededor...y nadie se daba cuenta de lo q pasaba.......asi q empeze a besarla.....y a manosearle la cuca...se la abria......y le metia el dedo........ella empezo a gemir....muy suave....pero era un sonido enloquecedor...super eccitante.......fue asi como saco mi verga.....y empezo a darme una mamada deliciosa....(es fenomenal dando sexo oral)) se metia mi verga con ansias en la boca....no pude aguantar la arrechera y tuve q venirme en su boca.......me dio otros lamidos....y busco algo en su cartera.....y me dijo........esta es tu sorpresa.........saco el consolador......me lo mostro.....y me dijo......relajate y disfruta..............ella sabia q me gusta mirar como se masturba.....aunque nunca lo habia hecho en un lugar publico....mi chica es una nena super seria.....muy reservada........aunque en el sexo es una ninfo......me encanta...........sse corrio la tanga y empezo a frotarse el clitoris con el consolador......estaba super mojada....arrechissima........levanto las piernas y las puso sobre el espaldar de la silla de adelante.....abrio sus piernas y empezo suavemente a penetrarse......le tomo un tiempo hasta q tenia la mitad adentro....gimio de placer......unas sillas mas adelante y hacia el centro....habia un hombre....q empezo a mirar ........creo q escucho a mi nena disfrutar......yo solo lo mire un instante...pues no queria perderme de este espectaculo......era increible ver lo q hacia...y como lo hacia.....y en pleno cine!........se metio todo el juguete...una y otra vez...hasta venirse 2 o 3 veces......para este momento....el tipo se habia ya cambiado de silla.....se hizo mas atras en linea con nosotros para poder ver mejor......lo vi....nos miraba...nervioso.....le dije a mi chica.....nos ven.........ella lo vio........pero estaba tan arrecha q no le importo.......se penetro un poco mas y yo deje q el tipo tuviera una mejor vista.......en ese momento ella me dijo.....quiero q me culees!! metemela por favor.....le dije...el tipo nos esta mirando....ella dijo....dejalo q mire........me quite el pantalon....y simplemente la monte alli.......su vagina estaba super mojada........y empeze a clavarla....mientras mirabamos al tipo ocasionalmente......pude ver q se masturbaba.......y me puse mas arrecho.....la empeze a clavar fuerte.......y ella pidio mi leche.....dijo en mi boca....en mi boca......y se engullio mi verga hasta q revente en ella............el tipo tambien se vino....pues oimos su gemido........inmediatamente.....nos dio un ataque de risa.....nos vestimos......y pasamos por al lado de el tipo....q nos miraba con cara de estupido.........fue delicioso.....nos fuimos a casa y tiramos toda la tarde recordando........lo q paso..................si les gusta.....hagan un comentario....por fa............

EXPERIENCIA ARDIENTE

intercambio de parejas

Este fue el comienso en el mundo swinger,una rica experiencia,pues queriamos salir de la monotonia para empezar lo mejor es con un amigo.UUUUUAAAAAAOOOO
Este fue el comienzo en el mundo swinger donde vivimos una experiencia y pasamos una erótica noche con un amigo
fue un buen comienzo.
Mi esposo y yo nos fuimos de compras en las horas de la tarde, nos encontramos con José y Mónica nos vimos
por casualidad ,nos saludamos y fuimos a tomar un café con ellos, en lo que hablamos, quedamos en salir en la noche, a bailar y tomarnos unos tragos, los cuatro , bueno al rato nos despedimos y quedamos en lo dicho.

Pero José si llego a las 7 p.m. pero sin Mónica, según José a Mónica se le presento un percance y no pudo asistir al compromiso ,a JOSE le toco venir solo.
Iriamos solo los tres, con o sin Mónica a disfrutar de la noche.
ALBERTO (mi esposo) Bueno a donde vamos?
Natalia (yo) Por mi donde me quieran llevar, soy de los dos esta noche y papito quiero luz verde
JOSE , yo se y conozco de una taberna disco muy privada y es muy buena y la atencion es super
ALBERTO : Listo vamos para esa, mi amor súbete adelante con José y te doy luz verde toda la noche
NATALIA : papito yo me hago atrás es que esta falda es muy cortita y se me ve todo


JOSE : Naty tranquila súbete aquí­ conmigo que yo no muerdo y si te mordiera ya te dieron luz verde
Bueno no subimos en el 4 x 4 de José , yo me puse una minifalda y era muy cortita, pues se me veí­an los cachetes de las
nalgas con una blusa muy escotada y la espalda descubierta, a mi esposo le gusta que me vista así­ por que tengo piernas muy bonitas y ademas soy muy sexi , esta noche iba muy linda
Cogimos rumbo a la taberna en 15 minutos llegamos , si se veí­a que es de muy buen ambiente y oscuritas para hacer picardí­as , mas una buena materia prima masculina ,tan pronto entramos todos esos ojitos se quedaron mirandomen.

una buena pista de baile, nos quisimos hacer en el 2 * piso , mas privado , no habí­a gente y son nichos yo hubierapreferido abajo para estar seca de mi materia prima , pero por mayoria nos toco el 2*piso.

Bueno el mesero nos atendió , le pedimos 1 botella de aguardiente , agua limón con hielo y cigarrillos para mi que soy la que fumo.
Lo único maluco son las escaleras que para subir o bajar me veí­an todo ,claro que los mirones eran mi materia prima pero para quitarme ese complejo , unas cuantas copitas y caloriarme un poco, y asi hasta sin pantis bajo

Yo me senté con José y mi esposo al frente, servimos las copas ,brindamos, hablamos , nos reí­mos , para ser el comienzo la la estabamos pasando super


Alberto(mi esposo) por debajo de la mesa con su pie me toco , y su mensaje si se lo entendí­ ,que hiciera esta noche lo queyo quisiera , me levante y dije que iria abajo a pedir musica , mentiritas mias queria darle una vuelta a mi ganado, abajo se me arrimo un churro y me pidio que bailaramos , no me podia negar,me dijo que se llama JULIO ,hablamos de muchas cosas me dio su tel y bailamos apretaditos 2 tandas, al otro dia quede de llamarlo,me despedi y me subi para la mesa.

Mi esposo se levanto y dijo que bajarí­a al bar , que querí­a saludar a un amigo que habí­a visto
JOSE y yo nos quedamos solitos ,hablando de una cosa de otra ,cuando menos pense sentí­ como JOSE me puso su mano en mi pierna , dándome apretaditas con sus dedos ,lo hacia con temor a que de pronto yo lo rechazara, pero para decir verdad a mi me gusto y querí­a que me tocara , antes coji y le abrí­ un poco mis piernas para que continuara su recorrido
JOSE me entendió el mensaje y subió su mano hasta la ingle, sin tocarme la rajita, sentia que mi cuerpo ardia por dentroera una sensación excitante y ardiente , nos dimos un largo y apasionado beso, besa super rico.

En ese momento llego mi esposo , servimos las tres copas brindamos, luego JOSE pidió permiso para que bailáramos, nos levantamos JOSE me cojio de la mano, ya en la pista colocaron una salsa romántica, el me acerco bien a su cuerpo, pues
yo tambien queria sentir su cuerpo, empezó acariciarme la espalda , los brazos , la cara , el cuello ,me daba mamaditas con sus labios y su lengua en el cuello y orejas muy suaves me cojio con sus dos manos la cintura y me apretó para arrimarme
que le sintiera su pene y si lo tenia súper erecto , al sentí­rselo yo también comencé a restregarle mi cuquita, los dos nos
estabamos sintiendo, querí­a ya que me besara que nos entrelazáramos nuestras lenguas y dimos comienzo a ese apasionado beso, sentimos nuestros labios , nuestras lenguas, sentí­ dentro de mi boca su saliva, estaba a punto de tener mi primer orgasmo , mi cuerpo ardí­a me sentí­a muy excitada, bailamos 4 tandas , ya me preocupe por mi esposo , no era justo que lo dejáramos solo.
Cuando llegamos a la mesa ,el muy picaron de mi esposo muy acompañado de una morena muy linda, lo que hicimos fue reí­rnos sirvió la tanda brindamos y para adentro, mí­ esposo y su morena se pararon para ir a bailar .


JOSE y yo volvimos a quedar solos , nos dimos un largo beso, luego me saco un seno , a besarlo , chuparlo y lamerlo , mordiditas muy suaves en mi pezon , regresaba a mi boca me gustaba sus besos estaba a punto de explotar con la otra
mano me cojio las piernas empezó a subir su mano , me corrió con sus dedos el pantis y empezó a jugar con mi clí­toris,luego
me metio dos de sus dedos dentro de mi vagina , los sacaba y el se los chupaba , volví­a a meterlos , le gustaba mis jugos vaginales.
Con mis manos trate de bajarle la cremallera, pero el me ayudo y se bajo un poco el pantalón y el pantaloncillo, con mis
manos le coji su verga se la toque , se la acaricie , se la apreté , es una verga delgada pero muy larga .


Mire que no hubiera nadie por los alrededores, me agache doblando mi cintura y me la metí­ a la boca , dándole una mamada con mi lengua la disfrutaba lamiendo su verga y sus guevitas , dándoles mordiditas con mis labios, querí­a sentir su semen, los dos estábamos muy exitados ,me la metia a la boca ,emparamandola con mi saliva y dandole escupitajos los dos
estabamos en otro mundo, no querí­amos ni abrir los ojos, .



Despues el me cojio y me sento sobre la mesa me quito mis diminutos pantis , empezo a besarme mis piernas .. el estaba

muy arrechito, yo estaba lista para que me penetrara , pero lo que el queria era chuparmela , empezo hacerme la mine

movia su lengua de un lado para otro , con sus dedos me abria la vajina para penetrar su lengua , me daba chupaditas en mi cliptoris , me lo mordia con sus labios ,me lamia las inglis ,me levanto un poco para lamerme el culo!! QUE ES ESTO ME ESTAS CHUPANDO EL CULO!!!!! con su lengua senti como me la penetraba ,lo sentia como un perrito runiendo un hueso

es espectacular lo que esta amigote sabe hacer ,estaba a punto de explotar en un orgasmo oral, me sentia derretir le coji con mis dos manos su cabeza , queria meterme su cabeza por mi vajina ,ya lo deje que hiciera el resto yo me desgonce el

queria tomarse todo mi jugo ,no queria parar hasta no terminar con la ultima gota de mi emparamada vajina .

Mi esposo llego el con su morena nos tomamos de a trago, el nos dijo tranquilos pásenla bien que yo sigo con esta chacha que la estamos pasando súper, yo ya sentí­ como celos y dije terminemos el paseo, después hablo con el en casa.



JOSE y yo nos paramos a bailar , pero no en la pista, cerca de la mesa, muy
apretaditos, sus besos me excitaban, sentí­a dentro de mi boca su saliva, me di cuenta que se saco su verga y me la metió por entre las piernas , la sentí­a por la ingle , yo apreté bien mis piernas para sentirle sus movimientos.
Querí­a que me penetrara, trate de metérmela , pero en esa posición se me hacia muy difí­cil , JOSE en su baile me dio la
vuelta y me puso de espaldas a el ,nos fuimos acercando a nuestra mesa, cuando llegamos me doblo el tronco y me puso los senos sobre la mesa , me abrió un poco mis piernas, yo sabia a donde el querí­a llegar ,lo deseaba tanto el como yo, sentí­ como me penetraba, lo fui sintiendo tan rico , por lo largo le dije que despacio, pues no querí­a estropear el momento con ningún dolor.
ya cuando se acoplo bien, la posición perrito entra, saque, entra, saque, entra , saque , entra, saque, era maravilloso lo que estaba sintiendo.
Ya no me importa si alguna persona sube o mi esposo llega, no me podí­a detener nadie, querí­a llegar a ese orgasmo que lo pedí­a a gritos,
en ese momento sentí­ que JOSE me apretó, lo escuche gemir con esa A interminable " AAAAAAAAAGGGG y sentí­ el calor de su semen, que no paraba de salir inundándome dentro de mi vagina, me llego mi turno, sin controlar mis gritos, mi llanto, si llore de la emoción, éramos como 2 volcanes haciendo erupción con toda su furia , mesclando sus lavas.

Ya terminado los dos, me lo saco, ya flácido me pidió su ultima mamadita, se la pegue , pues después de todo se la merecí­a el fue espectacular para mi y yo fui espectacular para el.

Nos arreglamos ,nos acomodamos , llego mi esposo sin la morena ya la habia despachado, pagaron la cuenta y JOSE nos arrimo hasta nuestro apto, nos despedimos, ya con mi esposo el me pregunto "que tal mi amor " yo le respondi " papito JOSE es un campeon despues de ti" PAPI QUIERE COMER EMBOLADITO.

!!!!!!!!!!!!!!!!!!! F I N !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!POR MILENA HURTADO

NUESTRO PRIMER TRIO GRACIAS A MI ESPOSO

intercambio de parejas

Hola a todos. Me llamo Claudia y la verdad este relato se los cuento para decirle a mi querido esposo que lo amo de verdad y hoy más que antes. Lo adoro por eso papacito rico.
Bueno todo comenzó hace varios dí­as que recibimos un correo por la pagina de guí­a de un señor que envió varios correos y pues la verdad me pareció fastidioso pero decidí­ contestarle y bueno posteriormente ingresamos al Messenger y charlamos varios dí­as los dos solos, mientras tanto yo hablaba en la noche con mi esposo ya que desde hace más o menos un año y siete meses habí­amos tocado el tema del mundo SW y los trí­os y demás pero no lo notaba tan convencido y además para él es un problema para salir a un lugar diferente al de la casa y bueno me decidí­ a contarle que habí­a hablado con un señor por el Messenger y que me habí­a como agradado y bueno el mostro interés en conocerlo y en que habláramos los tres y también que hablaran entre ellos dos bueno eso comenzó el dí­a martes y así­ se dieron mail de ida y de venida y así­ trascurrió las semana y para el fin de semana se contactaron los dos solos y hablaron mucho tiempo hasta hoy desconozco de que hablaron lo cierto es que el dí­a miércoles por la noche llego del trabajo y por la noche hicimos el amor y me dijo que probablemente me iba a dar la oportunidad que tanto le habí­a pedido de conocer y tener a otra persona en nuestra cama. Pero bueno allí­ nació una serie de preguntas ya que como se iba a dar ya que habí­amos dicho que no í­bamos a ningún motel ni nada de eso, entonces dialogamos y acordamos que fuera en nuestra casa para lo cual enviarí­amos los niños donde la abuelita durante el fin de semana y si lo decidimos. La verdad no dude en expresarle mi gusto y darle las gracias por haberme permitido realizar esa fantasí­a.
Ya todo acordado llego por el fin el dí­a sábado de este festivo que hubo en mayo y también llego la hora acordada mi esposo compro comida y un licor para estarnos un poco en la sala y allí­ a la hora muy puntual llego Luis Carlos, mi esposo estaba arreglado y preparado, lo veí­a un poco nervioso pero bueno, yo estaba terminando de arreglar las cosas pero no me habí­a arreglado porque aunque tení­a muchas ganas de tener esa experiencia, también tení­a un miedo una incertidumbre y unos nervios del carajo porque no sabí­a cómo nos iba a ir en esta situación y además para no genera expectativas que de pronto en el último instante no se nos fueran a dar las cosas.
Llego en señor mi esposo lo hizo seguir y nos presentamos de frente cuerpos reales y bueno lo invitamos al comedor dialogamos un poco

Pero gracias a todo las cosas iban saliendo como esperábamos comimos comenzamos a tomar, hablábamos y la verdad sea a mi me agrado el señor no era gordo tenia buen cuerpo era muy normalito y se veí­a agradable y educado. Y él me miraba de reojo como diciéndome que también le habí­a gustado y una vez ya habí­amos roto el hielo y ya estábamos soltándonos en confianza nos sentamos en la sala y de común acuerdo que yo estuviese en la mitad de los dos y bueno acepte mi esposo puso musiquita y yo los deje solos mientras me iba a cambiar de acuerdo a como habí­amos hablado con mi esposo y ellos se quedaron tomando y hablando entre tanto yo fui me duche y me coloque un brazier totalmente trasparentes y un hilito blanco unas botas y encima me puse un abrigo me lo cerré bien y nada más un poco de labial y Salí­ así­ me senté y seguimos tomando y comenzamos a bailar normalito normalito bailaba con luí­s Carlos y con mi esposo y en un momento se acabo el licor y mi esposo dijo será que mejor nos acomodamos en la alcoba y yo le dije que si querí­a estaba perfecto al o cual invitamos a Luis Carlos a seguir a nuestra alcoba de casados. Entramos la silla de la sala una mesita y nos acomodamos pusimos videos musicales y seguimos bailando ya mas apretaditos y todo iba bien de pronto mi esposo bajo el volumen del video y le dijo a Luis Carlos bienvenido a mi casa de aquí­ en adelante tienes el permiso para hacer con mi esposa lo que a ella le guste y esté dispuesta y me pregunto verdad amor a lo cual yo dije claro que si amor, en ese momento cuando mi esposo dijo eso fue cuando comencé a vivir lo que siempre habí­a soñado.
Y para completar le dijo a Luis Carlos baila con ella para celebrar tomamos un trago y lo celebramos allí­ fue cuando mí­ cuerpo comenzó a sentir lo que llegue a sentir esa noche. Comenzamos a bailar y luí­s allí­ me comenzó a besar y yo respondí­ así­ que la cosa iba bien ya ellos se quitaron sus chaqueta y quedamos mas cómodos mi esposo me besaba en el sofá y Luis comenzó a acariciarme mis piernas por debajo del abrigo y ya entramos en calor entonces ya me dijeron que bailara sola en el centro de los dos y ya me quite en abrigo y juntos al tiempo comenzaron a besarme por todo el cuerpo y no saben lo que sentí­a del solo hecho de saber que estaba entre dos hombres mi esposo me quito las botas y solo quede en el hilo y el brazier y ya me llevaron para encima de la cama y me quitaron el uno la tanga y el otro el brazier y entonces me toco sacar el preservativo y colocárselo a Luis y me dispuse a darles sexo oral a ambos un buen rato, me metieron a mi boca sus dos penes y rico me sentí­a totalmente mojada como si se hubiera regado agua allí­ en mi vaginita, y en un instante mi esposo se retiro al sofá y cogió una copa en su mano y se sentó a tomar y Luis c comenzó a buscar mi sexo y me hizo con su boca hasta que me hizo llegar como una seis o no sé cuantas veces la verdad eso era una tras otra mojada ya que estaba pero súper excitada hasta que llego el momento en que me acomodo sobre la cama para penetrarme y la verdad lo que allí­ sucedió no sé cómo llamarlo ya que cuando me penetro lo hizo despacitico y cuando lo metió todo y sentí­ sus manos aprontándome contra él me pegue una venida del solo hecho de saber que otro hombre diferente a mi esposo me estuviera haciendo venir uf eso fue magistral luego sentí­ cuando se vino luí­s y posteriormente me penetro mi esposo luego los dos al tiempo y yo no sé porque no dejaba de venirme no sé que me pasaba pero era hermoso hasta que quedamos dormidos los tres en la cama.
Y oh sorpresa cuando por la mañana Salí­ a hacer chichi al baño y como estaba acostada entre los dos se despertó Luis Carlos y una vez entre y me volví­ a meter entre los dos él salió a orinar también y se volvió a acostar yo nada me imaginaba me voltee hacia el lado de mi esposo yl o abrace y cuando al momentico Luis se acerco bien pegadito junto a mi por mi espalda y oh comencé a sentir que le estaba creciendo su pene a lo cual yo me quede quietica quietica y en unos minuto ya me estaba penetrando y aun que lo sentí­ que estaba sin preservativo yo lo deje a ver que pasaba pues se derramo dentro de mí­ y rico y nos volvimos a quedar dormidos.
Nos despertamos como a las once del dí­a Luis c se levanto se baño y se cambio sin mayores palabras nos dio las gracias y se despidió de nosotros y mi esposo se puso una pantaloneta lo acompaño al puerta y cuando regreso abrace a mi esposo le dije todo lo que sentí­a y lo que habí­a sentido y le dije que querí­a que me hiciera el amor como quisiera que lo iba a recompensar por lo que habí­a hecho conmigo y en estos dí­as he estado mas excitada que tan pronto como acostamos los niños me desnudo y lo éxcito para que me vuelva a hacer el amor. Y la verdad estoy más feliz.

Agradezco a ustedes todos sus comentarios y cualquier pregunta que tengan me la pueden hacer a mi correo claudiaywil@hotmail.com. Incluso si quieren saber de luí­s y donde contactarlo. Quiero me escriba así­ sea para decirme lo que quieran me gustarí­a mucho que me dieran sus opiniones. Y la verdad es delicioso. Bueno y la vead quedan muchos setallitos que después lo contare a su correo o donde quieran.

trio con mi esposa y un amigo

intercambio de parejas

despue de tanto tiempo al fin la convenci
Somos pareja d 7 años de casados,siempre hemos tenido una magnifica relacion,de un tiempo para aca empece a imaginar como seria ver a mi esposa haciendo el amor con otro hombre,muchas veces estando con ella en la intimidad viendo pelis porno le preguntaba a ella como se imaginaba estar con dos hombre al tiempo,ella al principio no queria siquiera imaginarlo,pero despues de mucho insistir comenzo a ceder  y tenia fantasias con otros hombres.
Para prepararla mejor comenc a comprarle juguetes y asi poco a poco se fue entusiasmando con la idea de hacer un trio,al poco tiempo comenzo a chatear con un chico de bucaramanga y poco a poco se fue entusiasmando con el y asi me lo dijo.
Ya ella jugaba con el por cam,muchas veces en presencia mia pero sin que el lo supiera,creanme que eso es super calente ver a tu esposa teniendo orgasmos por otro.
Cierta vez hice contacto con este chico y me dijo que estaba en la ciudad,inmeiatamente le propuse un encuentro de los tres y el acepto.
Esa noche invite a mi esposa a tomar unos tragos en un bar,y cual fue su sorpresa al ver llegar a su cibernovio,se puso muy nerviosa no entedia nada,hasta que me vio riendo y comprendio que era un plan mio,luego mde unas pocas cervezas nos fuimos a un motel y al llegar el se le fue por detras acariciandola y desnudandola poco a poco,al principio ella estaba muy tensa pero al sentir sus caricias y su desnudez se fue relando y correpondiendo a todo.
Yo solo miraba y no intervenia que rico era estar mirando como se entregaban primero al sexo oral y mi esposa gemia como una loba muy arrechita,al rato el me pidio que me acercara y que entr los dos le hicieramos de todo,  asi lo hicimos.
Ella disfruto mucho la doble penetracion,tambien cuando tuvo las dos vergas en su boca y todas las otras poses que hicimos,yo termine primero que mi amigo pero ellos siguieron como media hora mas  de faena dond mi eposa me demostro lo caliente que es.
Esta xperiencia la hemos rpetido solo dos veces mas con este muchacho ya que el no vive en nuestra misma ciudad.
Quisiera qu mi esposa se decidiera a conocer otros chicos y hacer mas seguido estos encuentros.
Cuando miramos las fotos que hemos hecho de esos encuentros mi eposa se me pone muy calente y dsea tenerlo nuevamente para que la deje extenuada de tanto sexo.
Espero le halla gustado este relato que nos sucedio el 20 de dic del 2009 y es real....

Relato Me engañaron y me gustó

intercambio de parejas

Es una corta historia llena de muchas emociones, espero que les guste
Eran las 10 PM una de esas noches oscuras y de tanta soledad. Venía con gran tristeza y el Corazón destrozado ya que el amor de mi vida me había traicionado ,los vi mientras ella la mia con gran placer su falo erecto y el con esa cara de perro hambriento se sacudía de emoción la tomo del cabello la tiro al piso y la abrió de piernas colocando sus labios en su dulce vagina que húmeda la veía brillar.

Ella se contoneaba de placer y con gran fuerza tomaba su cara y la presionaba contra su concha, el no se cansaba de chupar y lamerla toda. Introduciendo sus dedos uno a uno los metía y se deslizaban tan fácil como estaría de arrecha que pedía mas casi lo vi introduciendo su mano y sacándola cada vez con mas fuerza; ella no paraba de gritar y de exigirle que le diera con mas fuerza, que la tomara duro y que le demostrara lo macho que el era; el, sin parar de lamer y de meterle por completo su mano le gritaba:” te gusta perra, te saboreas de placer”.

Luego, de un solo movimiento la volteo y metió uno de sus largos y gruesos dedos por su ano ya humedecido de tanto placer; se chupa uno a uno, metiéndolos a ese ritmo; ella no paraba de gritar y de venirse a chorros, donde yo estaba sentía hasta el olor y el calor de este par de perros por un momento me olvide de lo que estaba pasando y me deje llevar por la ocasión; me metí mis dos dedos ya húmedos en mi vagina que estaba casi apunto de explotar. Empecé a frotar mi clítoris, ya duro como una roca, sacando mis tetas que lamia una a una y mordiendo mis pezones con gran fuerza; quería sentir algo lo suficientemente grande y duro en mi boca o mi concha que estaba apunto de reventar; mi mano no era suficiente, abrí mi bolso y encontré mi crema: sin pensarlo dos veces la metí y empecé a moverla para todos lados; estaba tan arrecha que no importaba que estaba pasando.

Me acomode y la metí por mi culo aun virgen y…. que placer que sentí, que mordía mis labios para no ser escuchada. Gemía de placer mientras mi crema hacia su trabajo; me vine como nunca, tanto que humedecí mi ropa interior y temblaba tanto que no era capaz de mantenerme.


Pensé en unirme y empezar la faena con ellos, pero vi que no hacia falta allí: estaba ella chupando otra vez su pene mientras el agarraba sus tetas con tal fuerza que podía ver su mano marcada en ellas; metió su falo entre sus pechos que lamia con cada subida, chupaba sus testículos y saboreaba como si fueran un par de duraznos; en un segundo la vi cabalgando y moviendo sus caderas de arriba abajo y gritando de placer, se voltio y el veía sus nalgas moverse; metió su dedo en su culo y ;la hizo pegar un alarido se vino otra vez. Ya había perdido la cuenta.

El chupo sus dedos una vez mas y la coloco en cuatro, la agarraba de su larga cabellera y daba golpes a sus nalga y repetía que si le gustaba; ella no hablaba solo gritaba la gran puta siendo cabalgada por esta bestia que destrozaba todo en ella; Ya era mi segundo orgasmo que ningún par de machos me habían hecho sentir; ya era hora ya acababa la faena, el la tomo por su cara y le metió su pene con gran fuerza, que vi sus ojos saltar. La envidiaba, a la gran puta; cuando escuche un gemido y vi salir su espesa y cremosa leche en su cara y gota a gota bajaba por sus pechos llenos de sudor. Ella sin pensarlo dos veces se trago, como si fuera miel, lo saboreaba y metía sus dedos en su vagina y lamia uno a uno. Sin mas el dijo gracias se levanto y vistió. Ella quedo con ganas de mas, lo vi en su mirada; espere a que el saliera; me dirigí donde ella no me esperaba, le pregunte

;” eso es lo mucho que me quieres?”; quedo muda y sin mas, me abalance sobre ella; estaba tan caliente que no me importaba nada; la bese como nunca, metí mi lengua y saboree el semen de su amante; chupe hasta la ultima gota que caía sobre sus senos. Quería sentir, oler cada parte de su cuerpo; baje y vi su vagina roja y húmeda, mas que nunca y sin pensarlo chupe todo lo que salía de ella. Lamí su clítoris y la hice venir en mi boca tantas veces, que la vi casi desmayarse.

Me pare, le di un beso, agarre su cara y la frote contra mi concha; me lamió, me chupo, me hizo venir; se coloco encima de mi abrió sus pierna hicimos una deliciosa tijera; sobamos, frotamos nuestros clítoris con gran fuerza; era tanto el placer, que sentí un calor que recorría mi vagina, me estaba cayendo lluvia dorada, fui al cielo y caí en el infierno de sus brazos; maldita traicionera, me das placer y lo quitas; pude disfrutar tanto como tu. Me levante, la tome del cabello y con una mirada le dije todo. Salí de su casa, cansada de tanto placer, odiándola y deseándola más que nunca.

Ahora por su culpa soy esclava del sexo y dispuesta a tener cualquier rato de placer en nombre de ella...

ME ENCANTA VER QUE SE LA COMEN

intercambio de parejas

HE VIVIDO LA EXPERIENCIA DE QUE SE COMAN A MI ESPOSA EN MI PRESENCIA, ESO ES SUPER... DELICIOSO.... ME ENCANTA VERLA.....
Contacte a un masajista para que le de unos masajes a mi esposa, es negro, con una verga gruesa y grande, el es alto, acuerpado, varonil, nos conocimos los tres, y mi esposa acepto dejarse dar los masajes, era su cumpleaños, asi que fuimos a un motel muy completo, alla nos desvestimos, y el amigo, que lo llamare "M", empezo por los pies de mi esposa, con acietes, fue pococ a poco masajeando sus piernas, con gran estilo colocaba los pies de mi esposa a que le rozaran su gran verga por encima del pantaloncillo, avanzo muy despacio, y le quito los pantys, y le masajeo ese bultico de mi mujer de una forma espectacular, le metia los deditos, el pulgar, la vi mojarse a mi esposa... luego avanzo despacio hacia sus senos, le quito los brasier, y empezo a masajear con una mano la conchita de mi mujer y con la otra sus tetas, ...uffffffffff.... ella empezo a acariciar las rodillas, y su entrepierna...

luego paso a darle lengua, que rico que le lamio la raja a mi mujercita, y ella acariciaba esa verga con ancia sinigual, hasta que no aguanto mas, y pidio que se pusiera el condon, y la clavo de una forma especial, vi como mi esposa gozaba comiendose esa polla, que tiene mas o menos unos 20 cms de larga y de gruesa, calculo unos 6 cms, la monto, en pollo asado, en 4, como perrito, ella cabalgo, la vi disfrutar mucho, tanto que se vino cuando estaba cabalgando esa verga tiesa y dura... luego el se le monto y le lleno ese coñito de leche, con el condon claro, pero que rico... luego fuimos al sauna, y alla terminamos acariciandola entre los dos, y charlando de lo bien que la habia pasado...

el amigo sigue siendo el masajista de mi esposa, ella lo disfruta mucho, y a el le gusta comerse a mi mujer delante mio, aunque le esta diciendo que quiere llevarsela sola y comersela a solas, mi esposa lo esta pensando... yo estoy feliz, pues me gustaria que mi esposa se fuera una tarde o una noche a culear con el masajista, que sabe de masasjes, y sabe culear, y a mi esposa la hace disfrutar de lo lindo cuando la clava...

si crees que puedes mejorar este relato que es 100% real y cierto, escribeme y contactamos, pues definitivamente he descubierto que me gusta comerme a mi esposa luego de que otro se la ha culiado de lo lindo, que me la dejen bien abierta, y sobre todo bien mojadita....

LA FANTASíA DE MI MUJER

intercambio de parejas
Mi esposa queria realizar su fantasí­a sexual compartiendo por un rato con otra mujer y que cosa vivió.


Hoy les contaré una historia que no hace mucho tiempo me ocurrió; soy Carlos tengo 38 años de edad y de casado llevo 12 años. Un dí­a viendo algunas pelí­culas para adultos en compañí­a de mi esposa, comenzamos a contarnos algunas de nuestras fantasí­as sexuales que quisiéramos realizar; ella me dijo que querí­a experimentar con otra mujer mientras yo la miraba y me preguntó si eso me disgustarí­a, le respondí­ que no, que seria curioso ver que pasaba.

No les miento, mis miedos, producto del machismo con que fuimos criados los latinos, me hizo dudar un poco; pensé en ella y en lo que ella querí­a y cerré mi mente a los malos pensamientos y a los prejuicios de la sociedad en la que vivo y comencé la búsqueda de la persona que serí­a pareja de mi esposa.

Unos dí­as después preguntando en diferentes partes, de esas para adultos y masajes, como contactar una mujer para que realizara la fantasí­a a mi esposa, di con una página en donde se podí­a contratar una chica prepago. Llamé y no me prestaban el servicio, pero si me comentaron de una pareja que podrí­a ayudarme.

Al dí­a siguiente llame al número que me dieron y contesto una mujer con una voz sensual, no era prepago super.. uffff, le comenté lo que querí­a y ella me dijo que no, que lo que ellos hací­an era básicamente intercambio y si tení­an relaciones lesbicas también pedí­an que participara sus pareja.

Yo acepte pero no le comente a mi esposa nada, logré acordar con Clara (así­ se llamaba la mujer), que se iniciara sin la presencia del esposo y en eso quedamos, al igual que solo nos verí­amos en el apartamento de ellos.

Invité a mi esposa a salir a donde unos compañeros del trabajo, (otro acuerdo que hicimos con Clara), ella acepto y salimos sin complicación. Ella estaba muy linda, vestí­a un traje oscuro ceñido al cuerpo con un escote que dejaba ver parte de sus hermosos senos, una falda corta y sensual y una bufanda delgada que combinaba con su pinta.

Cuando llegamos al apartamento conocí­ a Clara, una mujer linda, no de mucha estatura pero si de medidas proporcionales a su estatura; me dijo que su esposo habí­a tenido que viajar pero que no importaba que ella continuarí­a con lo pactado, y así­ fue. Pedimos comida y comenzamos a tomar vino. Entre risas e historias, los temas fuero tornándose más picantes. Mery, mi esposa, ya con más confianza, hacia comentarios algo más subidos de tono, cosa que nunca hace, sonrojándose permanentemente por su timidez.

Clara propuso jugar “la verdad o se atreve” y “chévere” dijimos los dos. Cuando ella salió a traer la botella, yo le comenté a mi mujer que si no habí­a notado como Clara la miraba, como si quisiera comérsela; ella se sonrió pero no dijo nada. El juego comenzó y de entrada perdió mi esposa, Clara preguntó “la verdad o se atreve?”, la respuesta: La verdad. Clara se sonrió sin dejar de mirarla a los ojos de manera seductora y le dijo “que fantasí­a sexual te gustarí­a realizar y cuando?.

Creo que por los tragos mi mujer respondió sin pensarlo un instante, “tener una relación con otra mujer”... Si? Preguntó Clara, por que no las has realizado. No se, respondió ella, tal vez por miedo o inseguridad, no se por que otra razón. En los ojos de las dos se veí­an rasgos de excitación. Clara continuó jugando y sin ganar o perder le preguntó a mi esposa que si le gustarí­a tener sexo ahora mismo con ella?

Mery se sonrojo y me miro asustada como pidiendo ayuda, Clara la miró y le dijo: “ no le preguntes a él los hombres no pueden decidir por ti y además es tu fantasí­a.. o no?”

Yo me quedé callado sin modular nada; lo único que se, es que el grado de excitación era cada vez mayor, más aún cuando vi que Clara se quitaba el vestido blanco que tenia y se acercaba a mi mujer. Clara se arrodillo frente a mi esposa y sin decirle nada le dio un beso muy sensual; que al principio la asustó, pero con tal suavidad que la fue metiendo en el cuento; minutos más tarde, mi esposa saboreaba sin temor alguno los carnudos labios de su amante.

Yo me aparte un poco, dándole espacio para que se sintiera tranquila, pero no tan lejos como para no ver los que allí­ ocurrí­a; poco a poco, Clara la fue desvistiendo hasta dejarla completamente desnuda, sus labios recorrí­an su cuerpo, su boca, su cuello, besaba sus lóbulos y continuaba bajando hasta llegar a sus senos; allí­ se detuvo un buen rato chupándoselos y mordisqueándolos con suavidad, con pasión entreteniéndose con sus pezones; mi mujer dejaba ver el grado de excitación que eso le producí­a, sudorosa y caliente permití­a que su amante le hiciera lo que quisiera y dejando que de su boca salieran pequeños gemidos de placer.

Clara continúo con su trabajo, con sus labios y su lengua recorrí­a su abdomen y deteniéndose en su hombrigo, jugueteó con su lengua dentro de el. Continuó bajando y llegó a la vagina, que para entonces, estaba empapada, producto de la excitación que tení­a. Sin decir nada, abrió sus piernas como invitando a Clara a que hiciera con ella lo que quisiera y Clara así­ lo entendió. Bajo hasta su sexo y comenzó a besarla, estaba humead y rosada, sedienta de placer, con la temperatura a todo vapor y brincos que la estremecí­an constantemente.

Clara pasaba su lengua por encima de su clí­toris, con suavidad, pero con firmeza, cada pasada la hacia estremecer, era tal el grado de excitación que tomaba la cabeza de Clara con sus dos manos y la sumergí­a entre sus piernas como para que no se fuera escapar; de su boca salí­an gritos de placer y su cuerpo temblaba con lo que ella le hacia; de un momento a otro vi como mi esposa llego a un súper orgasmo que le hizo cerrar las piernas y dejar a Claro atrapada en ellas.

Por mi parte, ya estaba a mil, deseaba meterme entre las dos y hacer el amor, pero era parte del trato, “solo con ella”. Cuando mi mujer llegó a la cúspide de su orgasmo, Clara la beso con pasión por un rato y le dijo suavemente: “ahora te toca a ti.. hazme vibrar”, sin pensarlo un instante comenzó a besarla, llegó a sus senos y los chupó con deseo, con ganas de conocer a que sabí­an; jugaba con sus pezones endurecidos por la excitación; de allí­ se desplazó hasta su abdomen y luego a su ingle, en un principio, algo escrupulosa (talvez por ser la primera vez), luego se abalanzo sobre ella y comenzó a comérsele el clí­toris, los labios vaginales, la entrepierna y todo lo que a su paso encontraba. Su boca estaba humedecida por los lí­quidos vaginales de Clara que brotaban con el paso de la lengua de Mery.

Clara cambio de colores, su excitación no la podí­a ocultar, mi mujer la estaba haciendo llegar a un orgasmo, Clara solo disfrutaba sintiendo lo que mi esposa le hací­a. Fue increí­ble el grito que lanzó cuando logró mi esposa su cometido. Las dos agotadas se quedaron por un rato en silencio. Mery se acordó que yo existí­a e intento ponerse de pie, Clara no la dejo, me vio con una mirada provocativa y sin decir nada, pero sin quitarme los ojos de encima, comenzó nuevamente a comerse a mi mujer, no podí­a creer lo que veí­a, mi Mery disfrutaba de su fantasí­a. Orgasmos tras orgasmos, las dos jugaron por más de dos horas hasta que bruno hizo su entrada.

Bruno era el amante de Clara, quien aprovechaba que su esposo viajaba para él reemplazarlo en su ausencia. Era un hombre de no más de 39 años, trigueño y de cuerpo atlético, quien se quedó aturdido al ver como mi esposa y su amante se comí­an y como los gemidos de ambas se mezclaban formando la mejor melodí­a erótica.

Bruno se quedó de pie en silencio junto a mi, hasta cuando Clara lo vio, se sonrió un poco y lo invito a la fiesta. Él como si nada, se desnudo; mientras tanto, ella acomodó a Mery de espaldas sobre la alfombra y se arrodillo, dejándole expuesta su cuca en su boca para que nuevamente se la comiera. Mientras tanto ella tomaba el bien dotado pene de Bruno y lo llevaba a su boca comenzando con una gran mamada, una de pelí­cula porno; chupaba y mordisqueaba su glande, se lo introducí­a todo en su boca y lo apretaba y lo volví­a a soltar.. todo un espectáculo.

Unos minutos más tarde Bruno no aguantó mas, tomo a Clara y la puso boca abajo sobre mi esposa, invitándola a continuar con su trabajo, mientras él la penetraba con fuerza. Se inicia allí­ un mete y saca constante, fuerte y placentero para Clara y su amante furtivo. Maria estaba súper excitadí­sima, no se sabia si era por lo que le hacia Clara o por escuchar los gemidos de bruno y ella. Clara retira su boca de mi esposa y Mery continua masturbándose mientras Bruno terminaba con la follada de Clara.

Clara notó la arrechura que producí­a en Mery verlos a ellos dos en acción y decidió tender de espalda a Bruno y colocar a mi esposa sobre él para que este le chupara su clí­toris mientras ella cabalgaba sobre su enorme verga. Bruno introducí­a su lengua hasta lo más profundo de la vagina de Mery, rozándole fuertemente su clí­toris, bebiendo sus flujos, que para entonces salí­an sin poderlos detener. Le mamaba tan bien su vagina, que de su boca salí­an espontáneamente gritos de placer; sus senos, endurecidos por la excitación y sus pezones grandes y duros apuntaban al infinito y serví­an de asidero al inesperado amante.

Al momento las cosas iban bien, hasta que a Bruno se le antojó probar cuca ajena..Clara se bajó del gigantesco pene y noto las intenciones de Bruno, quien coloco en cuatro patas a mi esposa para cogerla por detrás, “que culo tan rico, que cuca tan rica” le decí­a. Mery me miro como diciéndome que la dejara, me dijo “quiero vivir esto” y permitió que bruno la ensartara con su pene. Hay..fue lo único que dijo antes de ser adsorbida por su tremenda excitación.

Clara vino hacia mi y por la espalda me abrazó diciéndome al oí­do “déjala” recostándome nuevamente en la silla observando como a mi mujer se la comí­a otro hombre y frente a mi. Bruno la penetraba fuertemente y con cada embestida de sacaba un gemido de excitación y cada vez esos gritos eran mas fuertes. Mery disfrutaba lo que Bruno le hacia, su rostro estaba empapado de sudor, su rostro reflejaba morbo, satisfacción. Bruno la estaba llevando a otro orgasmo, uno más fuerte que el anterior, uno que nunca en su vida olvidarí­a. Ella logro el orgasmo, él no, quien seguí­a taladrando con fuerza su sensible vagina mientras ella se retorcí­a disfrutando ese orgasmo; no podí­a ni sostenerse en pie. Bruno saco su pene y se lo colocó en su cara dejando caer sobre ella su semen, para después introducí­rselo en su boca y terminar allí­ lo que habí­a comenzado.

No se podrán imaginar por un instante lo que fue eso para mí­, pues ni yo lo podí­a creer. Mi esposa mas que satisfecha quedó sentada en el suelo y Clara comenzó nuevamente a besarla mientras Bruno tomaba otra copa de vino. Clara me miro, dejó a Mery y se vino gateando hacia mi: “eres buen marido” y sin decir mas desabrocho mi pantalón dejando que Mery viera lo que hacia y comenzó a darme una mamada que me puso a volar.

Estaba ya súper excitado cuando salió Bruno de la cocina se quedó un rato viendo lo que Clara me hacia, se acercó a nosotros, la tomó del brazo y la colocó sobre el brazo del sofá comenzando nuevamente su faena, pero esta ves por el ano de Clara. Mery, estaba exhausta, sus piernas temblaban como una gelatina por los múltiples orgasmos alanzados. Con mucho esfuerzo se acerco a mí­ y continúo lo que Clara habí­a comenzado. Ella sabe que me gusta como me lo mama y así­ lo hizo. No pude aguantar mas, la tome y la coloque sobre mis piernas y le hice por primera vez en esa noche al amor a mi esposa, que iniciaba nuevamente un orgasmos tras otro: “no puedo mas” y se bajo.

Clara notó lo que paso y le dijo a Bruno que querí­a ser comida por dos hombres al mismo tiempo y así­ fue. Se inicio una penetraba fuerte por ano y vagina hasta que ella llegó, luego Bruno y por último yo.

Nos quedamos unos instantes en silencio, yo abrazaba a Mery y Bruno a Clara; nos tomamos unos vinos, intercambiamos algunas palabras, nos reí­mos de algunos cuentos, nos vestimos y nos fuimos y hasta la fecha no se ha hablado del tema; pero de algo si estoy seguro Mery vivió su fantasí­a y la vivó al máximo.

¿Me convertí­ en una Putica Culiona?

intercambio de parejas

¿Me convertí­ en una Putica Culiona?

Arturo era un hombre serio, maduro, moreno, alto, con el que me llevaba siempre muy bien en los negocios y lo consideraba un excelente cliente de mi importadora.

Ya habí­a tenido sexo con el en 4 ocasiones de las cuales 3 le habí­a contado a Fernando mi esposo con el cual como les he contado en otros relatos no le pone traba a mis fantasí­as, pero me guarde una salida en secreto para alimentar mi morbo.

Con Arturo tuve varios encuentros de negocios en su oficina, la mí­a o simplemente en algún restaurante, por eso ese dí­a que me invito a tomar un café no pensé que se convertirí­a en tremenda historia para relatar.

Así­ fue Arturo me llamo y me dijo que saliéramos a un café al siguiente dí­a para tratar algunos temas con un cliente nuevo, el cual también podrí­a estar interesado en mis productos y por eso querí­a que yo estuviera presente.

La cita era a las 5 de la tarde y me recogí­an al salir de mi oficina, pero ese dí­a habí­a tenido una jornada muy pesada y deseaba ir a mi casa y tomar un baño y cambiar mi ropa por algo mas informal así­ que lo llame casi sobre la hora a comentarle, y me dijo bueno eso cambia un poco los planes pero no hay cuidado, así­ que acordamos que me recogieran en casa sobre las 8 de la noche.

Arturo llego con el cliente nuevo Juan Carlos se llamaba, un hombre alto corpulento, agradable el cual fue muy galán conmigo y me dio gusto sentirme admirada. Arturo me dijo Natalia antes de ir algún lugar y como se nos hizo tarde debo recoger en el aeropuerto a un gran amigo que llega a la ciudad y estoy sobre el tiempo.

Al llegar al aeropuerto y sin encontrar lugar de parqueo me ofrecí­ a ir a la llegada de los vuelos a recibir a su amigo, así­ que hicimos un cartel con su nombre ¿Alberto? y me pare por donde llegaban los pasajeros, al llegar Alberto se me acerco rápidamente por que vio su nombre naturalmente, pero creo que lo atrajo también mis grandes senos que estaban a punto de salirse de mi blusa, y lo se por que desde que llego no dejaba de mirármelos.

Fuimos al hotel de Alberto en un lugar muy agradable donde son apartamentos de alquiler, Arturo propuso que nos reuniéramos los 4 a tomar algo en un bar del mismo edificio y así­ fue. Con Juan Carlos hablamos un poco de negocios se mostró muy interesado y me pidió mi tarjeta la cual se la di, y de ahí­ en adelante cambio totalmente el tono de la reunión, me convertí­ en el centro de su atención y el motivo de sus elogios y fue el único tema, en toda la noche la única variación se presentaba en que cada momento se iban haciendo mas calientes sus palabras y la verdad me fui calentando mucho, sentí­a que con cada palabra ardiente pero elegante que me decí­an mi vagina se humedecí­a mas y mas.

Después de unos tragos ricos y tantas palabras excitantes Alberto propuso que compráramos una botella de escocés y la termináramos en su apartamento alquilado a ese punto fui la primera en decir si, sin mas reparos.

En el apartamento Juan Carlos decidió apagar las luces y que solo nos iluminará la luz del balcón, pusimos buena música y uno a uno me sacaban a bailar, donde los 3 aprovechaban para apretarme y decirme cosas calientes al oí­do y mas tarde sumaron a las palabras besos en mi boca los cuales respondí­ muy ardientemente.

En ese momento supe que hoy vivirí­a una nueva y muy excitante experiencia, que me asustaba pero que sabí­a ya no tenia marcha atrás, solo esperaba que fueran muy buenos amantes y que me trataran con cuidado.

Así­ pues me senté en el sofá principal de la sala donde tenia a un lado a Alberto y al otro a Juan Carlos y Arturo se hizo al frente a mirar con su cara de picardí­a y morbo como sus amigos me besaban y manoseaban por toda parte, la lujuria ante tal momento me invadió y muy rápido estaba totalmente desnuda y ellos parecí­an que querí­an comerse mis enormes senos, que no habí­an dejado de admirar toda la noche y como soy una mujer alta, caderona y de grandes piernas y buena cola decí­an ellos que alguien como yo debí­a ser disfrutada para satisfacerme entre varios y eso me enloqueció, entonces les pedí­ que se pararan los 3 de frente mí­o y baje las braguetas de sus pantalones muy pronto ya tenia sus erectos miembros jugando en mi boca trataba de metérmelos los 3 al tiempo pero se tornaba algo difí­cil en especial por el de Juan Carlos el cual me habí­a sorprendido por su enorme tamaño, pero en fin les alterne una deliciosa mamada a los tres de uno en uno.

Ya después se quitaron sus ropas y me besaban los tres al tiempo recorriendo todo mi cuerpo, fue entonces cuando Alberto me dijo que me pusiera en cuatro en el sofá para penetrarme, mi cosita estaba muy mojada y me ardí­a de deseos por sentir una buena verga adentro, así­ que me voltee inmediatamente para abrirle paso a su delicioso falo.

Mientras Alberto me penetraba sin piedad, Arturo y Juan Carlos me besaban mis pechos y metí­an sus vergas en mi boca. Y así­ llego mi primer orgasmo de la noche , muy rápidamente y sin que me dejaran enfriar pero ahora con la cara hacia arriba Juan Carlos se monto sobre mi y sentí­ su enorme y poderosa erección dentro de mi conchita húmeda sin que los otros dos me descuidaran en besos y caricias, muy pronto llego el segundo orgasmo , pero Juan Carlos no me soltó me pido que me acostara sobre el y lo cabalgara y muy obediente lo hice la sensación de tenerlos a los 3 me estaba llevando a niveles de excitación muy altos, me sentí­a toda una zorra y ellos con excitación me decí­an que era una Putica muy rica y muy culiona, palabras que no me ofendí­an, por el contrario en el momento y la forma de decirlo me alborotaban mas el deseo de seguir fornicando como loca.

Volviendo al momento que viví­a cabalgue tan rico a Juan Carlos que ahí­ llego el tercer orgasmo para mi y ninguno para ellos, seguí­a montada en Juan Carlos pero ahora era el quien se moví­a, Arturo decidió intentar metérmelo por mi culito, ya lo habí­amos hecho antes en una salida a solas con el, entonces le dije tu sabes que soy novata en el sexo anal y sin un lubricante y una delicada estimulación no voy a poder, así­ que muy recursivo el señor consiguió aceite para cocinar y decidió embadurnarme con eso en mis nalgas y mi culo penetrándolo con sus dedos en forma muy suave, mientras yo continuaba sobre Juan Carlos y con el pene de Alberto en mi boca, le dije a Arturo listo dale, pero solo tu, puesto que mi culito no es para todo el mundo el contesto no hay problema solo seré yo.

Y ahí­ inicio una nueva faena que nunca habí­a vivido antes y que me convertí­a en una verdadera Putica culiona como ellos con cariño me lo decí­an, estaba teniendo una doble penetración y deleitándome de una rica verga en mi boca. Los orgasmos no se hicieron esperar fueron 2 mas casi seguidos los que tuve. Pero mi cuerpo estaba exhausto entonces les pedí­ que paráramos un rato y nos tomaros un trago.

Compartimos un rato de risas y algunos tragos y no dejaban de decirme que era una mujer maravillosa que realmente era una mujer muy ardiente, yo habí­a olvidado por completo a mi esposo el cual solo sabia que iba a tomar un café con un cliente y que seguramente no me demoraba en regresar, pero no estaba segura si llamarle o no, cuando estaba decidida a llamar, Alberto me tomo de la mano y dijo vamos todos a la habitación y pues muy contenta deje el teléfono a un lado y me fui con los tres a la cama.

Ya allá me acostaron y sin prender ninguna luz, en medio de la oscuridad total sentí­a como besaban mi boca y mis pechos y uno de ellos lamí­a mi rajita que nuevamente se estaba mojando mucho y luego uno a uno fueron cambiando de posiciones hasta que llego otro orgasmo delicioso que se lo regale en su boca a Alberto.

Arturo decidió esta vez penetrar mi vagina y nos entregamos a un momento de mucha pasión los dos, que nos fue envolviendo sorbidamente, fue entonces cuando ambos estábamos a punto de llegar al orgasmo que el decidió parar abruptamente por que aun no querí­a venirse y me dejo con un nudo en el cuerpo pero que rápidamente Alberto soluciono al tomar la posición que tenia Arturo yo por mi parte mientras era penetrada, con mi mano masturbaba el fuerte pene de Juana Carlos y no volví­ a sentir en la habitación a Arturo ahí­ llego mi otro orgasmo.

Sin perder el tiempo Juan Carlos se acostó y me volvió a ponerlo a cabalgarlo así­ que salte sobre el como queriendo desbaratar esa cama, allí­ apareció nuevamente Arturo y se hizo detrás mí­o y penetro mi vagina ya ocupada por el superpene de Juan Carlos la excitación era muy fuerte para mi, estaba sintiendo dos penes en mi conchita al tiempo, me vine rápidamente de una manera loca y Arturo lo saco pero yo no querí­a que lo hiciera querí­a seguir sintiéndolo doble, lo que no sabia es que me volví­a a embadurnar mi trasero de aceite de cocina y así­ lo hizo y me penetro nuevamente el culito, fue delicioso estaba tan excitada que me sentí­ como si estuviese drogada por la lujuria y un nuevo orgasmo que no se hizo esperar.

Sentí­a algo de sed por eso me estire a tomar el trago que tenia en la mesa auxiliar estaba puro y lleno totalmente, pero me lo tome sin parar de un solo sorbo, en ese momento sentí­ que por culpa de mi movimiento se habí­a salido Arturo de mi culo, entonces volví­a recostarme sobre Juan Carlos que me tenia totalmente penetrada y excitada , para dejar mi culo al descubierto y Arturo pudiese volver a entrar en el y así­ fue como sentí­ que me penetraba deliciosamente, estaba yo allá doblemente penetrada y sintiendo que mi cuerpo estallarí­a de lujuria, mis niveles seguí­an subiendo y fue cuando sentí­ un pene en mi boca que entraba profundamente y el cual querí­a yo succionar sin respeto alguno, pero cual seria mi sorpresa al darme cuenta que ese pene era el de Arturo y entonces mi culito era ahora de Alberto que aun que yo no querí­a que nadie mas lo penetrara distinto a Arturo, ya era tarde ya lo tenia muy adentro y la verdad no querí­a que saliera de ahí­.

Solo pensaba en cuando Juana Carlos quisiera también estar en mi culito, claro que yo lo querí­a pero no dejaba de darme susto con esa verga tan grande dentro de mi y pues no tuve que pensar por mucho tiempo al par de minutos ya estábamos cambiando de pose para que Juan Carlos tomara posesión de mi retaguardia excitada que a ese punto ya estaba muy dilatada, y la sensación fue enorme primero sentí­ que una barra incandescente me quemaba, con todo y la dilatación que tenia , me dolió yo ya lo presentí­a, puesto que su equipo era muy grande y sobre todo grueso, siendo el de los otros grandes este los sobrepasaba en todo fácilmente, realmente era una doña verga que se apodero de mi pero después de unos instantes el dolor se volvió gusto mucho gusto y lo disfrute como nunca antes.

A estas alturas de la noche perdí­ la cuenta del sin numero de orgasmos que habí­a sentido solo estaba dedicada a sentir y disfrutar de sus sasiantes vergas, después de mucho sexo en todas las formas, poses y por todo lado era hora de premiarlos así­ que les pedí­ que eyacularan como quisieran ya no era dueña de mi solo de la pasión y ellos muy atentos decidieron simultáneamente descargar toda su leche atorada por horas en mi voluptuosidad.

Arturo se vino en mi boca inundándola y embadurnando mi cara, Alberto en mis grandes pechos quedando cremosos y brillantes al esparcir todo su semen con mis manos, y Juan Carlos en mis nalgas que no puedo negar estaban deseosas de que fueran bañadas con el néctar de su virilidad.

Cansados los 4 decidimos volver a la sala y tomarnos otro trago, allá en medio de una charla de satisfacción por lo vivido le pidieron a Arturo permiso para apuntar mi teléfono privado y poder tenerme ellos también en sus contactos e invitarme por su cuenta a salir, el muy orgullosos por todo y todo se los dio sin consultarme, pero si delante mí­o, igual yo no se los iba a negar, ni el teléfono ni alguna invitación que cualquiera de ellos me hiciese.

Creo que de ahí­ en adelante muchas cosas cambiaron en mi vida y de verdad me volví­ una Putica Culiona, Arturo me pido que fuera su socia en algunos negocios y claro esta compartiéramos de veladas como esta con los futuros clientes a lo cual con gusto accedí­. Alberto cuando viene a la ciudad no deja de llamarme e invitarme salir me volví­ en su dama de compañí­a cada vez que viaja.

Juan Carlos es ahora un muy buen cliente de mí­ empresa, también salimos y pasamos ratos de mucha pasión, y me ha invitado en varias ocasiones a departir momentos como el de aquella noche, con sus amigos o clientes de su compañí­a.

Los tres siempre dicen conocemos a la mejor, ella es, inteligente, culta, buena, linda, disponible y una verdadera ¿Putica Culiona?.

A mi marido finalmente le conté todo y sabe lo que hago, en ocasiones también me pide que lo acompañe con algunas personas a compartir de momentos similares, el dice que a diferencia de ellos no solo conoce a la mejor si no que es su dueño, y yo le digo que si. Me gusta ser la ¿Putica Culiona? le cuento a mi marido casi todo, aunque en ocasiones me guardo algunas aventuras en secreto para alimentar mi morbo.

Y de pronto por que no querido lector, algún dí­a visites mi ciudad en plan de negocios y debas entenderte conmigo?.

Besos Paloma. 

Estadisticas

Seguidores